Air Berlin pierde 150,5 millones hasta junio

Air Berlin, incluidas sus filiales TUIfly, NIKI y Carrier, registró unas pérdidas de 150,5 millones de euros en el primer semestre, lo que supone un 45,8% más, frente al resultado negativo de 81,4 millones de euros del mismo periodo de 2009, según los datos publicados por la compañía alemana, que atribuyó este resultado al duro invierno, la debilidad de la demanda y las numerosas cancelaciones por la nube de cenizas volcánica islandesa.

El presidente de Air Berlin, Joachim Hunold, destacó que el primer trimestre estuvo marcado por las extremas condiciones climatológicas, que arrojaron una cargas excepcionales de aproximadamente 28 millones de euros, a las que hay que sumar el impacto de unos 40 millones de euros por la erupción volcánica en Islandia, que redujo el volumen de pasajeros de la aerolínea en un 16%.

En total, la compañía tuvo que afrontar unas cargas excepcionales de 68 millones de euros en la primera mitad del año por ambos motivos.

Los ingresos de Air Berlin cayeron un 1,6% de enero a junio, hasta los 1.497 millones de euros, frente a los 1.497 millones de euros alcanzados en el mismo periodo del ejercicio anterior.

De enero a junio, el resultado de explotación antes de alquileres y amortizaciones (Ebitdar) de la compañía se situó en los 168,3 millones de euros, un 3,7% más.

El beneficio neto de explotación (Ebit) se situó en 126,9 millones de euros en el primer semestre, frente a los 69,7 millones de euros del mismo periodo de 2009, lo que se traduce en un incremento del 38%.

Durante los seis primeros meses del año, Air Berlin transportó un 0,8% menos de pasajeros que hace un año, hasta 14,23 millones, pese a aumentar la capacidad un 2,2%. El factor de ocupación se situó en el 72,59%, 2,18 puntos porcentuales menos.

56,9 MILLONES DE PÉRDIDAS POR EL VOLCÁN.

En el segundo trimestre, de abril a junio, la aerolínea alemana perdió 56,9 millones, frente a unas ganancias de 7,1 millones de euros contabilizadas en el mismo periodo de 2009, a causa del cierre del espacio aéreo por la nube de cenizas volcánica de Islandia.

No obstante, la facturación aumentó un 4,9%, hasta 877 millones de euros, gracias a la adquisición de TUIfly.

Como consecuencia de ello, el resultado de explotación antes de amortizaciones y alquileres de flota (Ebitdar) se redujo un 7,8%, hasta 124,3 millones de euros.

Por su parte, el resultado neto de explotación (Ebit) del segundo trimestre fue negativo, con unas pérdidas de 28,2 millones de euros, frente a las ganancias de 17,6 millones de euros contabilizadas en el mismo periodo de 2009.

OPTIMISMO PARA EL RESTO DEL EJERCICIO.

A pesar de estos resultados, Air Berlin mostró su optimismo de cara a la segunda mitad del año tras constatar ciertos “estímulos positivos”, especialmente en el segmento ‘business’.

“La evolución del número de pasajeros en las primeras semanas del cuatro trimestre es un indicador hacia la mejora del segmento de negocios en el segundo semestre del año, lo que unido a la creciente confianza de los consumidores en Alemania provocará más impulsos positivos”, señala Air Berlin, que prevé que su “optimización de costes implacable” tenga efectos positivos en el margen de explotación.

Por ello, la compañía germana, que formará parte de la alianza Oneworld en 2012, mantuvo sus previsiones, ya que su plan de ajuste, junto a los beneficios no recurrentes del acuerdo ‘sale & lease back’ para cinco aviones alcanzado con Air Lease Corporation y la consolidación de la compra de NIKI en 2009, compensará los gastos extraordinarios de este primer semestre.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.