La parálisis del Govern de Antich afecta a 600 millones en inversiones

El diputado del PP Antoni Serra ha subrayado que más de 600 millones de euros se encuentran a la espera de ser ejecutados en las islas, debido a que inversiones anunciadas en proyectos como el convenio ferroviario, el de torrentes así como en la construcción de nuevas residencias no se están aplicando. A esta cantidad, sin embargo, se suman los 360 millones del tren-tram, los 333 pendientes de recibir del Estado por los convenios de carreteras y las partidas previstas para el nuevo Palacio de Congresos.

Ha lamentado que el Ejecutivo autonómico deje de materializar estas inversiones y en cambio “reclame esfuerzos económicos” a los ciudadanos y presente un plan de ahorro de unos cien millones de euros, con el recorte del 5 por ciento del sueldo de los funcionarios, la supresión de las inversiones propias, la reducción de los gastos generales y subvenciones y la disminución del 5 por ciento del presupuesto de las inversiones públicas.

El parlamentario ‘popular’ ha repasado de este modo las inversiones que no se están materializando y en este sentido ha aseverado, en referencia al convenio ferroviario, que sólo se han ejecutado cerca de 200 millones de euros de los 443 que fueron comprometidos para proyectos como la compra de unidades de tren-tram, la ampliación de los talleres de Son Rullan, la compra de terrenos y construcción de talleres en S’Enllaç y la supresión de pasos a nivel.

Sobre el convenio de torrentes ha aseverado que de los 20 millones que tenían que llegar a Baleares “sólo tenemos constancia” de nueve, al tiempo que del convenio de carreteras rubricado con los Consells Insulars en 2007 por un valor de 389,7 millones ha lamentado que “quedó en nada”. Posteriormente, ha recordado, se firmó otro por el mismo importe con una aplicación de un 21,9 por ciento ya que de los 114 millones que debían invertirse entre 2009 y 2010 sólo se han adjudicado 25, mientras que del resto “no hay todavía resultados evidentes”.

En esta misma línea, el diputado ha recordado que entre los proyectos anunciados por el Ejecutivo presidido por Francesc Antich se encontraba la ejecución de cuatro desaladoras, de las cuales “no hay ninguna en marcha”, además de una residencia y veinte centros de día para personas mayores en Palma, pese a que únicamente se han iniciado los trabajos relacionados con cinco de estos centros.

“Se está comprobando que la única acción decidida de Antich era subir los impuestos”, ha recriminado Serra, lamentando que mientras tanto no se haya producido ninguna acción “clara” para reclamar los 333 millones de euros que el Tribunal Supremo obliga al Estado a pagar a Baleares por los convenios de carreteras de 1998 y 2004, pese a que la sentencia del Alto Tribunal es de abril de 2008.

Serra ha señalado finalmente que el PP ha presentado una batería de 100 preguntas dirigidas al Govern con el objetivo de que aclare el estado de ejecución de las inversiones así como del endeudamiento de la Comunidad y la situación en que se encuentran los ingresos que ha de realizar el Estado en virtud de los diferentes convenios suscritos y actuaciones anunciadas.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.