Corbacho dice que cuando pase la crisis estudiarán si las prestaciones de paro deben modificarse

El ministro de Trabajo e Inmigración, Celestino Corbacho, afirmó hoy que el Gobierno no tiene “en la agenda” recortar las prestaciones por desempleo y dijo que “otra cosa muy diferente” es que, cuando la economía empiece a crecer y crear empleo, se estudie si las prestaciones por desempleo deben o no modificarse.

“Lo que hemos dicho es que hay que mejorar las políticas activas y relacionarlas con las pasivas y mejorar la coordinación entre el Gobierno central y las comunidades autónomas. Cuando la economía empiece a crecer y crear empleo será el momento de ver si las prestaciones deben sufrir o no modificaciones”, aclaró Corbacho en declaraciones a Onda Cero recogidas por Europa Press.

Así, el ministro subrayó que mientras la economía española esté en crisis las políticas pasivas (prestaciones y subsidios por desempleo) actúan como una red de protección imprescindible para las personas que pierden sus puestos de trabajo.

Para Corbacho, la normativa actual de acceso y cobro de las prestaciones por desempleo ya es “dura” pues exige haber cotizado seis años para cobrar dos años de paro, percibiendo los seis primeros meses el 70% de la base reguladora y después, el 60%, con unas cantidades que están topadas (la prestación máxima es de 1.200 euros y la media nacional es de unos 800 euros al mes).

El titular de Trabajo explicó que las cuotas que pagan los trabajadores y los empresarios proporcionan unos ingresos al Estado del entorno de 19.000 millones de euros. “Lo que sucede es que la crisis ha destruido mucho empleo y esos 19.000 millones de euros están siendo insuficientes”, precisó.

NO QUITAR PRESTACIONES PARA RESOLVER PROBLEMA PRESUPUESTARIO.

En cualquier caso, afirmó que, en su opinión, el problema del presupuesto no debe resolverse recortando prestaciones por desempleo a los parados. “No creo yo en estos momentos que el problema del presupuesto lo tengamos que resolver por la vía de quitarles prestaciones por desempleo a las personas que han perdido un empleo”, aseguró.

En este sentido, Corbacho subrayó que la rebaja de 100 a 30 días del ‘periodo de gracia’ de los parados para rechazar cursos de formación no se ha hecho con “mala intención” ni con la idea de quitarle a los desempleados su derecho a cobrar el paro.

Así, el ministro insistió en que parece razonable que los parados dispongan de un mes para rechazar formación, pero pasado ese tiempo, es lógico que, si quiere un empleo, acepte participar en cursos para mejorar sus capacidades.

Para Corbacho, en realidad se trata de un “reto compartido”, pues el parado debe convertirse en una persona que busca activamente un empleo y los servicios públicos de empleo deben ser capaces de mejorar la formación que ofertan.

IMPUESTOS: HAY QUE REPARTIR LA CARGA.

Preguntado por la subida fiscal a las rentas más altas que baraja incluir el Gobierno en los Presupuestos de 2011, el ministro indicó que el Ejecutivo ya ha pedido un sacrificio a pensionistas y funcionarios y que lo razonable sería que ese esfuerzo fuera compartido.

Ahora bien, para Corbacho, si hay que hacer algo en esa dirección, “tendría que hacerse más por equidad, más por hacer un reparto de la carga de manera universal, que por los ingresos”. Corbacho precisó que actuar sobre las rentas más altas no tendría, en todo caso, una gran repercusión en la recaudación.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.