Font asegura que el Consell puede evitar el derribo de las viviendas y locales de la Playa de Palma

El portavoz del PP en el Consell de Mallorca, Jaume Font, ha asegurado que la institución insular tiene capacidad para paralizar el derribo de las viviendas y locales comerciales previstos en el plan de reforma de la Playa de Palma para que entren en un proyecto de “rehabilitación, y no de eliminación”.

Después de haberse reunido con una treintena de vecinos afectados, quienes registraron este miércoles un escrito en el Consell contra el Plan Director de la reforma de esta zona turística en el que rechazan la construcción de un centro comercial en Ses Fontanelles y de un bulevard en el Torrent des Jueus, el líder ‘popular’ ha remarcado que la institución insular debe hacer dos informes “preceptivos y vinculantes” -en la Comisión de Urbanismo y en la de Patrimonio- y que, como el Bloc ya se ha mostrado en contra del derribo, ha confiado en que la presidenta Francina Armengol no pueda contar con la mayoría necesaria para que se lleve a cabo.

Font ha señalado que su grupo se coordinará con el Ayuntamiento de Palma y el de Llucmajor para “intentar defender” que este proyecto de mejora de la Playa de Palma pueda salir adelante pero de forma que las viviendas no se derriben, sino que únicamente entren en un proceso de rehabilitación.

El portavoz del PP no ha descartado presentar una iniciativa sobre esta materia en el pleno de octubre porque “donde hay vida se debe respetar y consensuar, no imponer”, ha señalado. Asimismo, ha reprochado al consorcio que haya “ignorado que allí había vida”, ni se haya planteado qué pasará con los puestos de trabajo que generaban los comercios de la zona.

El ‘popular’ ha admitido que el proyecto de reforma es “bueno” pero que “el desarraigo tendría que haber sido pactado antes”. Así, ha indicado que una de las directrices “más importantes” de la Unión Europea, enmarcada en la Agenda Local 21, establece que lo primero que debe haber es el consenso con los vecinos. “No creo que sea un problema demasiado grande si se quiere dar una solución”, ha afirmado Font.

El Grupo Popular se ha reunido este miércoles con algunos representantes de la Plataforma de Vecinos y Comerciantes de la Playa de Palma y Llucmajor, así como con miembros de la Federación Palmasana de Asociaciones y Entidades Ciudadanas (Fepae), quienes registraron una denuncia en la institución insular para “evitar el derribo y las expropiaciones” de entre 250 y 300 viviendas y de un centenar de locales comerciales, ubicados entre la Playa de Palma y s’Arenal de Llucmajor.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.