UM se disuelve en Campos

El Comité Local de UM en Campos ha informado este viernes de forma oficial de su salida del partido presidido por Josep Melià, alegando una gran “pérdida de confianza” con la cúpula, en especial, a raíz de lo ocurrido el pasado mes de octubre, cuando en plena crisis de govern en el Consell de Mallorca el golf de Son Baco fue utilizado como “moneda de cambio” para que UM regresara al Ejecutivo insular.

El ex alcalde del municipio, el uemita Guillem Ginard, ha explicado en rueda de prensa los motivos que han llevado a los militantes de UM en el municipio a abandonar el partido. El ex primer edil ha manifestado el enorme malestar que generó entre los militantes uemitas en Campos la “utilización” de un proyecto “histórico” como es el golf como “moneada de cambio” para resolver una crisis “que nada tenía que ver con nosotros”.

“El partido nos ha engañado y ya no podemos fiarnos, puesto que si nos lo ha hecho una vez, puede hacerlo diez y mil”, ha recalcado Ginard, quien ha incidido en que lo ocurrido con la infraestructura deportiva “nos deslegitima para pedir votos” en las próximas elecciones.

El ex ‘uemita’ también se ha referido a la “deriva nacionalista” que sigue el partido, alejándose de los postulados de “centrismo y pragmatismo” que están en los cimientos ideológicos de la formación.

“Somos partidarios de hacer cosas y no nos gusta el nacionalismo extremo hacia el que camina el partido”, ha aseverado Ginard, para quien el partido está más centrado en “temas filosóficos” que en aportar soluciones a la ciudadanía.

En tercer lugar, ha esgrimido Ginard, el otro motivo que ha llevado a los miembros del Comité Local de UM en Campos a abandonar el partido es el “estigma de la corrupción”.

“Consideramos que la nueva dirección de UM está aceptando un mercadeo de cargos que justifica el estigma que existe en torno al partido”, ha aseverado el ex alcalde, quien ha lamentado que la expulsión de UM de todas las instituciones de Baleares por casos de corrupción “puso a todo el partido en el mismo saco”.

“La dignidad es algo muy preciado y no podemos estar de acuerdo con la imagen que esta adquiriendo UM desde hace tiempo”, ha añadido.

Así, este viernes el presidente del Comité, Miquel Llinàs, y el secretario, Rafael Vidal, se han personado en la sede de UM en Palma y, ante la presencia de un notario, han presentado la disolución de la agrupación en Campos y han presentado la baja de 88 militantes. En total, según ha detallado el propio Ginard, en Campos UM tenía 93 militantes y todos se han dado o se darán de baja.

UM cuenta en el Ayuntamiento con cinco regidores que se integrarán en el Grupo Mixto y seguirán gobernando en coalición con Campos pel Canvi -coalición integrada por PSOE, PSM y Entesa-.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.