Cavendish se estrena en Lleida

El corredor británico Mark Cavendish, del Columbia, se adjudicó al sprint la duodécima etapa de la Vuelta ciclista a España, disputada entre Andorra la Vella y Lleida sobre 172,5 kilómetros, por delante del estadounidense Tyler Farrar (Garmin) y su compañero australiano Matthew Harley Goss.

Mark Cavendish, auténtico dominador en las llegadas masivas en el último Tour, en el que logró cinco victorias, sumó su primer triunfo en la Vuelta a España, con lo que completó el círculo y se unió al selecto grupo de ciclistas que han logrado un triunfo en las tres ‘grandes’.

Gran parte de la culpa la tuvo su ‘lanzador’, el australiano Matthew Goss, quien trazó la última curva de forma espléndida y dejó al británico sólo en la cabeza del pelotón a falta apenas de 200 metros. Farrar intentó remontar, pero para entonces tanto Goss como Cavendish ya estaban celebrando un nuevo éxito para el Columbia.

Cavendish acumuló así su novena victoria en el curso, tras las de la Volta a Catalunya, Tour de Romandía, Tour de California y las cinco en el Tour de Francia, mientras que Igor Antón (Euskaltel) conservó sin apuros el jersey rojo de líder de la clasificación general.

El Columbia y el Garmin habían sido los equipos que más habían apostado por la ‘volatta’ en una de las últimas oportunidades para los velocistas antes de que la montaña y los escaladores vuelvan a tomar su cuota de protagonismo en la ronda nacional.

Nueve corredores, entre ellos cuatro españoles y tres del Xacobeo Galicia, Gustavo César Veloso, David García da Pena y Gustavo Rodríguez, y Antonio Piedra (Andalucía Cajasur), formaron la escapada del día, en una jornada en la que se ascendía el Coll de Boixols, puntuable de segunda, a sólo 54 kilómetros de la salida.

El grupo, inicialmente formado por 6 ciclistas que se escaparon en el kilómetro 10, llegó a contar con una renta máxima cercana a los 3 minutos (2.58), pero el pelotón, con el Garmin, el Lampre y el Columbia, aceleró para acabar con la aventura a 16,5 kilómetros de la meta.

El tricampeón del mundo Óscar Freire, con la mente ya puesta en el Mundial de Melbourne (Australia), conocía como la palma de su mano los metros finales, con una doble curva tras la que había que salir muy bien colocado, se asomó a la cabeza del grupo, pero se vio sorprendido por los Columbia y sólo pudo acabar sexto.

Mañana se disputa la decimotercera etapa, entre Rincón de Soto y Burgos sobre 196 kilómetros, con dos puertos de tercera categoría, los de Pradilla y Valmala, en los últimos 60 kilómetros, que podrían permitir una fuga en un final rompepiernas si no lo impiden los equipos con velocistas, que disfrutarán de una de sus últimas oportunidades.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.