Arranca el curso escolar en Palma con escasas retenciones y fluidez

El curso escolar ha arrancado esta mañana en Baleares y en la capital de la Comunidad el trajín de vehículos que se han movilizado para acercar a los estudiantes al los distintos centros de Palma se han producido con “normalidad”, según ha asegurado el concejal de Seguridad Ciudadana, Antonio Donaire, quien ha señalado que en la hora punta se han generado las retenciones “habituales” de todos los años en puntos próximos a las zonas de colegios, debido a una mayor densidad del tráfico.

En declaraciones a la prensa realizadas junto a la rotonda de Son Rapinya, donde los atascos a primera hora de la mañana son frecuentes, Donaire ha aseverado que en las zonas donde se esperaban mayores retenciones de tráfico (Son Oliva, La Soledad y La Vileta), debido, en parte, a las obras que se desarrollan, “no ha habido problemas” de accesibilidad “más allá de los que pueda traer la propia obra”, por lo que ha aseverado que en el transcurso de la semana se alcanzará la “rutina de una ciudad normal que vuelve a los colegios”.

En lo que se refiere a la apertura hoy del primer tramo del tercer carril de la vía cintura de la capital balear (que se prolonga a lo largo de los tres kilómetros que separan la salida de Valldemossa y la salida de Son Rapinya), el concejal ha subrayado que la gestión del tráfico al llegar a la rotonda ha mejorado tras la habilitación de esta vía, puesto que antes de la misma uno de los carriles quedaba colapsado por lo que sólo uno disponía de fluidez, si bien ahora hay dos carriles por los que se circula con facilidad, como ha quedado constatado esta mañana.

Con todo, el responsable municipal de Seguridad Ciudadana ha señalado que media hora después de la entrada a los colegios, prevista para las 9.00 horas, la fluidez era “prácticamente total”. Para seguir con esta tónica, Donaire ha recomendado a los padres y madres de los escolares que prevean las salidas para poder realizarlas de manera escalonada, con el fin de evitar “tanta densidad” ante los centros, así como que se transporte en cada vehículo a más de un escolar, con el objetivo de reducir el número de automóviles en circulación.

En este sentido, ha solicitado que las paradas efectuadas por los padres delante de los colegios para dejar en ellos a los niños sean “lo más rápidas posible” para no colapsar las entradas de los mismos.

Según el concejal, si se siguen estos consejos y se utiliza, por otra parte, el transporte público, el tráfico será “más fluido” durante la semana que viene, para cuando se espera un descenso de la concentración de coches de un 25 por ciento. “Podemos hablar de la normalidad de un día de vuelta al colegio”, ha apuntado en relación a esta cuestión.

Por su parte, la directora general de Movilidad de Cort, María Luisa Gracia, ha explicado que el Consistorio se ha reunido con los responsables de unos 20 colegios y ha remitido una carta a todos los centros educativos de Palma para comunicarles que el Ayuntamiento ha prohibido durante toda la semana la ejecución de obras en las zonas próximas a las escuelas hasta las 9.30 horas, por lo que tampoco se podrá hacer acopio de material en estos lugares, lo que permitirá que los carriles de las vías afectadas “no estén ocupados en esas horas tan críticas”, una iniciativa a la que se ha sumado, ha dicho, la Dirección Insular de Carreteras del Consell de Mallorca.

Por lo que se refiere a las barriadas afectadas por obras en la calle, Gracia ha anunciado que un equipo de la Administración municipal visitó la zona La Vileta y de S’Escorxador, donde el pasado viernes las zanjas realizadas para llevar a cabo obras de la Empresa Municipal de Aguas y Alcantarillado (Emaya) continuaban abiertas, con el fin de “tranquilizar” a los profesores para que comunicaran a los padres de los alumnos que las actuaciones habrían concluido para el inicio de las clases, tal y como se ha hecho efectivo.

Con todo, la directora general ha destacado que a efectos de movilidad se trata de un día “normal” de comienzo del curso escolar, ya que en las zonas altamente pobladas de colegios se han registrado mayores retenciones hasta las 9.00 horas, como es habitual, para pasar después estos colapsos a la zona de Avenidas, donde finalmente se ha registrado también “normalidad”.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.