Calvo “no contempla” la posibilidad de que se paren las obras en el Palau de Congressos

La alcaldesa de Palma, Aina Calvo, ha afirmado hoy que “la amenaza de la paralización de las obras del Palacio de Congresos ha existido desde siempre”, si bien el Consistorio continúa trabajando para encontrar una solución a la falta de financiación del proyecto y a la decisión de la concesionaria, el grupo Barceló, de abandonarlo.

Calvo ha manifestado que “no contempla” la posibilidad de que se paren las obras y, de hecho, ha confiado en que concluyan como estaba previsto, en el último trimestre de 2011. Por tanto, en 2012 se podrían celebrar los primeros congresos: “Éste es el escenario”, ha apostillado.

Con ocasión de una rueda de prensa, la alcaldesa ha dicho que los trabajos continúan y que no hay ninguna novedad después de que en agosto Acciona despidiera a más de cien trabajadores. En estos momentos continúan un centenar.

La primera edil ha lamentado la herencia de este proyecto recibida en la pasada legislatura de los gobiernos autonómico y municipal del PP.

Calvo ha criticado con severidad al ex presidente balear Jaume Matas y al ex concejal de Urbanismo Javier Rodrigo de Santos por cambiar de manera unilateral la ubicación del Palacio de Congresos y de no dar cobertura ni jurídica ni urbanística a este gran proyecto, algo a lo que ha tenido que hacer frente el actual equipo de gobierno.

El ejecutivo municipal que preside Calvo ha trabajado “hasta el infinito” en favor de esta infraestructura porque es un “compromiso” del Ayuntamiento con el sector turístico, la ciudad de Palma y la economía de Baleares, ha hecho hincapié la alcaldesa.

Tras haber pagado con puntualidad el dinero que le correspondía abonar al Consistorio, el Ayuntamiento y el Govern balear harán “todo lo posible, como han hecho hasta ahora, para que las obras continúen y se finalicen”, ha subrayado Calvo.

Ambas administraciones deben aportar 30 millones de euros. La cantidad restante hasta llegar a los 131 millones de euros que cuesta la construcción del Palacio y del hotel anexo debe ser sufragado por la propia Unión Temporal de Empresas (UTE), en un 40 por ciento con recursos propios y en un 60 por ciento a través de “financiación bancaria”. EFE

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.