El presidente del PP de Castellón se enfrenta a una pena de 15 años de prisión

El presidente de la Diputación de Castellón, Carlos Fabra, acudirá el próximo jueves a declarar como imputado ante el juez de Nules, en la que previsiblemente será su primera aparición pública desde que se retiró de la vida política a mediados de marzo por motivos de salud.

Fuentes de la Diputación de Castellón han confirmado a EFE que el presidente declarará el jueves como imputado en el juzgado número 1 de Nules, una citación solicitada por él mismo y que se produjo después de que las partes presentasen en el juzgado sus escritos de conclusiones provisionales.

La Fiscalía Anticorrupción reclama 15 años de prisión para el también presidente del PP de Castellón por la supuesta comisión de delitos de cohecho, tráfico de influencias, y contra la Hacienda Pública.

Fabra no acudió a prestar declaración en mayo de este año por encontrarse de baja por enfermedad, pero, según aclaran fuentes cercanas al presidente, en esta ocasión sí tiene previsto personarse en el juzgado porque fue él mismo quien pidió declarar cuando la instrucción del caso se había dado ya por terminada.

Estas mismas fuentes precisan que Carlos Fabra “todavía no está completamente recuperado” y sigue practicándose pruebas médicas y asistiendo a revisiones, aunque por el momento mantiene su intención de ocupar de nuevo sus funciones como presidente de la Diputación y de presidir el pleno que la institución celebrará el 28 de septiembre.

Además, estas fuentes han asegurado a EFE que Fabra no tiene previsto acudir a ningún acto oficial antes de su declaración como imputado del jueves, por lo que su visita al juzgado de instrucción número 1 de Nules será su “primera comparecencia pública” tras permanecer seis meses retirado de la vida política.

En marzo Fabra delegó su cargo en la Diputación en el vicepresidente Francisco Martínez para ser intervenido de un trasplante de hígado, y en julio anunció que quería volver a ocupar en septiembre sus funciones como presidente de la Diputación y del partido en una comida privada en su villa de Platgetes (Oropesa) a la que asistieron cerca de 50 cargos del PP de Castellón.

Según el escrito de acusación del fiscal, Fabra medió ante autoridades para agilizar la concesión de licencias de productos sanitarios de la empresa Naranjax S.L, administrada por el empresario Vicente Vilar y su ex esposa -ambos imputados en el caso- y solicitó después el pago de 25 millones de pesetas por la gestión.

Anticorrupción sostiene además que entre 1999 y 2004, Fabra y su esposa, María Amparo Fernández, tuvieron ingresos que ocultaron a Hacienda y que no se corresponden ni con el patrimonio ni con la renta que declararon.

Las cantidades defraudadas en ese periodo suman más de 880.000 euros por parte del presidente de la Diputación de Castellón, y más de 580.000 por parte de Fernández Blanes.

La denuncia que originó estas diligencias fue presentada en diciembre 2003 por Vilar, quien acusó a Fabra de cobrarle por hacer gestiones ante los Ministerios de Sanidad y Agricultura para conseguir agilizar las autorizaciones de fabricación de productos fitosanitarios.

A raíz de esta acusación, Hacienda denunció a Fabra por supuestas irregularidades en la declaración de la renta del año 1999, y tras ello el juez acordó que se investigaran sus cuentas desde ese año hasta 2004. EFE

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.