Descubierto un depósito de armas vinculado a ETA en Francia

Las fuerzas de seguridad francesas han descubierto un depósito de armas vinculado a la organización terrorista ETA cerca de la localidad de Uzès, en el departamento de Gard (sureste), según informó la prensa local.

El “zulo” fue hallado el domingo, según “Midi Libre”, diario en el que se señala que se encontraron en él “productos químicos y armas”.

Al parecer, varios cazadores alertaron a la gendarmería tras encontrar el depósito, en el que había varios bidones, cuyo contenido estudian los expertos de la policía judicial de la localidad de Montpellier y de la Subdirección Antiterrorista, con sede en París, que se encargan de la investigación.

Se trata del primer descubrimiento del que se tiene noticia desde que el pasado 17 de abril la Policía francesa y la Guardia Civil española encontraran dos zulos de ETA en los que la organización terrorista escondía explosivos, armas y material para fabricar artefactos.

Aquellos dos escondites fueron localizados en la zona de Montcresson, al este de Orleáns, y en la zona de Losse, al sur de Burdeos.

Anteriormente, a principios de marzo, se halló otro escondite de armas supuestamente abandonado por ETA cerca de la localidad de Peyruss-Grande, al noreste de Pau (suroeste)

Desde junio de 2009 se han localizado una decena de escondrijos de la banda terrorista en territorio francés en los que se han incautado cerca de una tonelada de explosivos.

El zulo contenía 29 pistolas

El depósito de armas localizado por la policía francesa en el departamento de Gard (sureste de Francia) contenía 29 pistolas de diferentes calibres, 24 de ellas robadas en ese mismo departamento en el año 2006, y abundante munición de diferentes calibres.

Según ha informado en un comunicado el Ministerio del Interior esa armas habían sido sustraídas en Vauvert el 23 de octubre de 2006.

En aquella fecha, tres etarras secuestraron a la nuera y dos nietos del responsable de una empresa dedicada a la importación de armas y piezas y a su ensamblaje para luego abastecer a armerías.

De ese modo le obligaron a desactivar las alarmas y abrirles las puertas de la empresa, de la que sustrajeron unos 300 revólveres, 50 pistolas y una cantidad indeterminada de munición.

Según la nota de Interior, todo el material hallado hoy en la Uzès estaba en tres bidones, en los que hallaron, además de las pistolas y la munición, dos miras telescópicas y recipientes con tintas y colorantes químicos susceptibles de ser utilizados en la falsificación de documentos de identidad.

El hallazgo del zulo se produjo después de que el pasado sábado un grupo de cazadores que se encontraba en la zona se encontrase con dos hombres que les resultaron sospechosos.

Al día siguiente los mismos cazadores volvieron al lugar, un área boscosa, y observaron que una escalera artesanal que ellos mismos habían hecho con piedras, había sido derribada.

Las piedras se encontraban amontonadas en el suelo y bajo ellas había tres bidones, por lo que avisaron a los servicios de la Gendarmería Nacional, según explica el Ministerio del Interior.

En la investigación, que continúa abierta, han participado miembros del Servicio de la Policía Judicial de Montpellier, y efectivos de la Subdirección Antiterrorista de París (SDAT) y de la Policía Científica francesa. EFE

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.