El juez Castro cita a declarar a Antonio Alemany

El titular del Juzgado de Instrucción número 3, José Castro, ha citado a declarar el próximo viernes, día 24, al periodista Antonio Alemany en el marco de una de las piezas separadas del caso Palma Arena, después de que éste solicitase al magistrado comparecer de forma voluntaria para aclarar el funcionamiento y la dinámica de dos medios de comunicación vinculados al que fuera asesor externo del ex presidente del Govern, Jaume Matas.

Así lo han informado fuentes del caso a Europa Press, que han precisado que el periodista, imputado en concreto en la pieza número 2 del caso Palma Arena, solicitó hace una semana deponer ante el juez tras los interrogatorios de varios de los empleados que trabajaron en la Agencia Balear de Noticias (ABN) y en el diario digital Libertad Balear, pertenecientes a Alemany, que fueron citados a fin de esclarecer la procedencia del dinero que percibieron.

En esta misma línea, el segundo de los 25 flecos en que se divide esta compleja causa investiga la subvención de 449.734 euros que percibió en 2006 por parte del Govern ABN, “plenamente identificada” con Alemany, pese a que en nombre de la misma se presentó su sobrino, Miguel Oliver, tal y como expuso el magistrado en el auto que dictó para decretar prisión bajo fianza de tres millones de euros contra Matas.

Al respecto, Castro considera “significativo que en las relaciones de proveedores que acompañan a las justificaciones aparezca Antonio Alemany como proveedor a nivel particular, facturando 28.789 euros entre 2006 y 2007, lo que también hacen aunque en cantidades inferiores” Miguel y Lucía Oliver, sus sobrinos.

De forma paralela, las investigaciones de esta pieza giran en torno a la contratación de Alemany por parte de Matas a través de la empresa de publicidad Nimbus de forma supuestamente amañada. Y es que, de acuerdo a las pesquisas, el Govern tramitó por vía de urgencia a principios del pasado mandato un concurso público para un proyecto de asesoramiento, y la única empresa que se presentó al concurso fue Nimbus, que se encuentra bajo investigación judicial por presuntamente mediar en una financiación irregular del PP.

A tenor de las indagaciones efectuadas al respecto, cada mes Nimbus cobró 4.000 euros por estos presuntos trabajos de asesoramiento y comunicación, cantidad que a su vez coincide con la percibía Alemany de la agencia publicitaria a través de su empresa, por lo que se sospecha fue contratado directamente por el Govern sirviéndose de la mediación de Nimbus para simular la contratación. Matas fue contundente cuando fue interrogado por Castro al respecto: “desconozco cómo se llevó a cabo el procedimiento”.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.