Neus Canyelles lleva al territorio narrativo mallorquín una historia dickensiana

La escritora palmesana Neus Canyelles lleva al territorio narrativo mallorquín una historia dickensiana con su obra “La novel·la de Dickens”.

La obra, publicada por Proa, narra las dificultades diarias de Blanca, que está en el paro, sobrevive como puede con su hija y que no se entiende con su ex marido.

Cuando estaba en el orfanato, Blanca leyó 84 veces “Grandes esperanzas” de Charles Dickens, y quizá por esa razón cada vez que tiene un ataque de migraña se le aparece el fantasma de Dickens que, sentado en una silla, le lee y le hace compañía.

El editor de Proa, Josep Lluch, considera que con esta novela breve “Neus Canyelles da unas pautas sobre cómo entiende la literatura, el arte, entendido como algo que ordena nuestro interior”, a lo que la propia Canyelles precisa que “más que terapéutica, la literatura ayuda a vivir”.

Justifica las apariciones de Dickens porque “no quería que el libro fuera un valle de lágrimas, sino que se contrarrestara con un poco de humor y de esperanza”.

Aunque Canyelles no es especialmente seguidora de Dickens, la utilización de las migrañas como elemento narrativo “sí que es totalmente autobiográfico”, porque le gusta escribir sobre cosas que conoce y, de este modo, se evitaba tener que documentarse sobre otra enfermedad.

“Para poder introducir todas esas alucinaciones, esas visiones de Dickens, el protagonista debía tener migrañas, porque si hubiera introducido otra enfermedad, habría sido otra novela”, argumenta la autora.

Las dos vías de escape terrenales de la autora son sus dos vecinos: Gina, una joven y guapa camarera que quiere ser miss, y Samuel, un neurólogo en crisis que se preocupa de su salud.

En relación a la escritura de la novela, Canyelles ha confesado que siempre parte de una frase o de un título, y en esta ocasión partió de la primera frase del libro: “Hoy por la mañana Blanca ha sacado la mitad de sus ahorros para pagarse el divorcio”. EFE.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.