Antich incapaz de garantizar el descuento de residente para 2011

El presidente del Govern, Francesc Antich, ha asegurado que, de momento, no existe acuerdo con el Ministerio de Fomento en relación a la situación del descuento aéreo para residentes insulares, dado que por ahora “no hay una conclusión clara” sobre si “realmente” el presupuesto dedicado a este concepto “podrá garantizar” la bonificación del 50%, “una vez eliminadas las ineficiencias” detectadas en el sistema.

“En este momento no lo vemos claro”, ha subrayado Antich a pesar de que, según comentó, Fomento ha trasladado al Govern que la subvención del 50% se podrá mantener una vez se eliminen las ineficiencias. Por ello, ha precisado que se seguirá trabajando sobre esta cuestión con el Gobierno central.

Así lo ha manifestado este lunes tras mantener una reunión con la secretaria de Estado de Transporte, Concepción Gutiérrez, para abordar la situación de la subvención del 50% al transporte aéreo para los residentes en Baleares en el marco de los Presupuestos Generales del Estado de 2011.

En el encuentro, el jefe del Ejecutivo autonómico estuvo acompañado por el conseller de Movilidad, Gabriel Vicens, la consellera de Trabajo y Turismo, Joana Barceló, y la directora general de Transporte Aéreo y Marítimo, Joana Amengual.

A su vez, Antich ha manifestado que el Ejecutivo balear ha exigido que se mantenga “claramente” la subvención del 50% con los mismos niveles actuales de conectividad con la Península, aunque también ha explicado que están de acuerdo en la conveniencia de subsanar las ineficiencias que se han detectado en el sistema.

En este sentido, el presidente del Govern se ha referido que hace tiempo la Consellería de Movilidad realizó un estudio que reflejaba un “aumento muy grande” en las tarifas, por lo que respaldó “hacer más eficientes” estas tarifas y que al Estado y al ciudadano le cuesten menos dinero, siempre y cuando esos mecanismos ofrezcan “garantías” a los ciudadanos para que gocen de una subvención del 50%.

EL GOVERN SUGIERE LAS OBLIGACIONES DE SERVICIO PÚBLICO

Como ejemplo ilustrativo, Antich ha dicho que en estos momentos existen tarifas que pueden llegar a superar los 600 euros para trayectos entre Menorca y Madrid, mientras que el trayecto para viajar a Moscú de viaje oficial le costó 580 euros.

Al respecto, el presidente del Ejecutivo balear ha comentado que el conseller de Movilidad ha propuesto a Fomento “estudiar” la posibilidad de analizar el crear obligaciones de servicio público entre Baleares y la Península, una declaración que ya está instalada para los vuelos interislas.

“Creo que vale la pena analizar qué ventajas e inconvenientes pueda tener el implantarlo en la Península”, ha subrayado Antich a los medios de comunicación.

“HABRÁ TAMBIÉN UNA REUNIÓN CON BLANCO”

Además, ha indicado que el Ministerio está estudiando el proceso de mejora en la prestación de las bonificaciones aéreas y ha señalado que le corresponde a este departamento “hablar con las compañías aéreas” y “detectar cómo se da un aumento tan grande” del coste del billete.

En este sentido, ha comentado que estos contactos debería versar en lograr que “la tarifa básica vuelva a su función natural porque saldrían ganando las arcas públicas y los ciudadanos”.

Antich, preguntado sobre si mantendrá próximamente una reunión con el ministro de Fomento, José Blanco, ha explicado que ahora corresponde un “trabajo técnico” con el Gobierno central respecto a la problemática del sistema actual de las subvenciones a residentes, aunque añadió que “habrá también un encuentro con el ministro” sobre este asunto.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.