En Baleares se hablan más de 160 lenguas según la UIB

En Baleares se hablan más de 160 lenguas, entre las que figuran el alemán, el inglés, el árabe o el chino, además del catalán y del castellano, que son la lengua materna de la mayoría de ciudadanos isleños, una situación que resulta de la gran transformación que han vivido las islas durante las últimas décadas, tierra de acogida de inmigrantes y destino vacacional por excelencia.

Estas son algunas de las conclusiones del estudio ‘Las lenguas en las Islas Baleares. Años 2008-2010’, realizado por Linguamón-Casa de las Lenguas y la UIB, con la colaboración del Grupo de Búsqueda Sociolingüística de las Islas Baleares (GRESIB), de la universidad balear. Este trabajo ha sido presentado en rueda de prensa este miércoles por el director del proyecto, Joan Melià; el director de la Linguamón, Antoni Mir; y la rectora de la UIB, Montserrat Casas.

El estudio señala que la evolución de las lenguas en el archipiélago ha venido provocada en buena parte por el turismo y la llegada de inmigrantes. Así, indica que cada año hay millones de turistas de todo el mundo que llegan hasta las islas buscando trabajo y una mejor calidad de vida.

En este sentido, apunta que estudios anteriores mostraron que el 42 por ciento de isleños sabe hablar fluidamente una lengua diferente del catalán y el castellano, mientras que en las Pitiüsas el porcentaje llega al 49 por ciento.

Respecto a la diversidad lingüística de las islas, el estudio destaca que las lenguas más habladas en Baleares como lengua primera, además del catalán y el castellano, son el alemán, el inglés y el árabe, con más de 20.000 hablantes. En segundo lugar, están el francés, el gallego y el rumano, con más de 10.000 hablantes. En la

tercera posición, con más de 5.000 hablantes, se encuentran el italiano, el búlgaro, el amazic y el portugués. Por último, las lenguas con más de 1.000 hablantes son el polaco, el neerlandés, el ruso, el wólof, el mandarín, el quítxua, el sueco, el guaraní, el ucraniano, el wu, el igbo, el tagal, el bambara, el panjabi y el eslovaco.

El estudio afirma que esta nueva realidad, con una diversidad lingüística tan importante, afecta “positivamente” el desarrollo económico de Baleares, basado en el turismo. Además, añade que “teniendo en cuenta que en la sociedad actual el conocimiento de lenguas ha dejado de ser sólo una herramienta para acontecer con mucha probabilidad un trabajo, convivir en un entorno multilingüe es sinónimo de conocimiento y riqueza económica, laboral y cultural”.

CONOCIMIENTO DEL CATALÁN ENTRE EXTRANJEROS

En cuanto al conocimiento del catalán que tienen los extranjeros residentes en las Baleares, cabe decir que el castellano es la lengua que primero aprenden y hablan la mayoría de personas que llegan de fuera, si bien (especialmente en las zonas rurales y en ambientes con más vida comunitaria) hay muchas que a la cabo de poco tiempo aprenden también el catalán.

De hecho, en la amalgama lingüística actual en el archipiélago, “el catalán tiene un papel muy importante en la necesaria cohesión social”, señala. Así, según datos del estudio, “las generaciones más jóvenes son las que tienen un conocimiento más elevado del catalán, seguidas de las franjas de edad más maduras, que son las que hace más tiempo que residen en Baleares. La franja de 25 a 34 años, fruto de una inmigración más reciente, es la que tiene un conocimiento más bajo de la lengua”.

A partir de los resultados del estudio, Linguamón-Casa de las Lenguas y la UIB realizarán en Palma la exposición ‘Pequeño café del mundo’, una muestra que recoge la transformación lingüística que se vive en las islas actualmente.

La exposición, que se podrá ver desde el 25 de septiembre hasta el 17 de octubre en el Casal Solleric de Palma, también cuenta con la colaboración de la Conselleria de Educación y Cultura y del Ayuntamiento de Palma.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.