Alonso busca un nuevo podio en Singapur

Fernando Alonso (Ferrari) buscará en la carrera nocturna del Gran Premio de Singapur, que se disputa el próximo domingo, un nuevo podio que le permita recortar lo máximo posible los 21 puntos que le separan del liderato del Mundial.

En el regreso del certamen a Asia, Alonso llega con la victoria conseguida en el Gran Premio de Italia, donde además se hizo con la ‘pole’ y logró la vuelta rápida en carrera que le llevó a completar un fin de semana perfecto, el mejor de la temporada.

El piloto asturiano calcula que cinco podios en otras tantas carreras -las que quedan para acabar el campeonato- le acercarían a su tercer Mundial, y que un traspiés en una sola carrera podría suponer decir adiós a cualquier opción de conseguir el título en su primer año en Ferrari.

El Mundial encara su recta final con una pugna desconocida entre cinco pilotos, aunque con una cierta ventaja para el australiano Mark Webber (Red Bull), líder con 187 puntos, y el británico Lewis Hamilton (McLaren), segundo con 182.

Les siguen en la clasificación Alonso, que cuenta con 166 puntos, el británico Jenson Button (McLaren), con 165, o el alemán Sebastian Vettel, con 163, por lo que un error de alguno de los favoritos puede hacer cambiar en una carrera el panorama actual debido al actual sistema de puntuación.

Alonso ya sabe lo que es ganar en el trazado urbano de Singapur tras su triunfo en 2008 en la primera edición de la prueba, en una carrera en la que un accidente intencionado de Nelsinho Piquet motivó la salida a pista del coche de seguridad para beneficio del español. En 2009 el español logró el tercer puesto tras Lewis Hamilton y Timo Glock.

Además, para mantener sus opciones, Alonso necesita que el Ferrari F10 mantenga un rendimiento más parecido al ofrecido en Italia que al de la carrera anterior, en Bélgica, ya que en Spa-Francorchamps tanto su monoplaza como el del brasileño Felipe Massa no estuvieron a la altura de las exigencias.

Junto a su carácter nocturno, otro aspecto diferenciador del Gran Premio de Singapur es el hecho de que se disputa en un circuito urbano, tercero que visita el Mundial tras el de Mónaco y Valencia, y cuenta con 5,2 kilómetros y 23 curvas, además de recorrerse en el sentido contrario a las agujas del reloj.

Precisamente, una de las incógnitas de la carrera es si Red Bull volverá a mostrarse en Singapur tan dominante como en los circuitos urbanos de Mónaco y Valencia o como en el Gran Premio de Hungría, después de que en Monza mostrasen la menor competitividad de la temporada.

Otra particularidad del trazado de Singapur es que la pista pasa por debajo de una de las gradas del circuito, por lo que los monoplazas atraviesan un túnel, como sucede en Mónaco.

Uno de los aspectos negativos de la carrera de Singapur para los aficionados españoles será la ausencia de Pedro Martínez de la Rosa, después de que el equipo Sauber haya decido darle su plaza en el equipo al alemán Nick Heidfeld, que sustituirá al español para el resto de la temporada.

En la vuelta a la Fórmula Uno como piloto oficial la suerte ha dado la espalda al barcelonés, ya que, entre otros contratiempos, destaca el hecho de que su monoplaza es que más problemas de motor ha sufrido en las catorce pruebas celebradas hasta el momento.

El que sí que estará al volante de su Toro Rosso es Jaime Alguersuari, quien ha visto en las últimas carreras cómo su coche se ha estancado con respecto a otros equipos de similar nivel de la escudería italiana y tratará de ofrecer su mejor versión en la recta final del Mundial. EFE/César Toldrá

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.