Desestimada la demanda de T-5 contra YouTube

El juzgado mercantil número 7 de Madrid ha desestimado la demanda de Telecinco contra del servicio de vídeos en Internet YouTube, en la que consideraba que la publicación de contenidos de esta cadena de televisión en este servicio atentaba contra los derechos de propiedad intelectual.

Google, propietaria de YouTube, comunicó hoy la sentencia en la que se reconoce la postura de este servicio de Internet de que es un mero intermediario de servicios de alojamiento de contenidos y por lo tanto no puede ser obligado a controlar con carácter previo los vídeos subidos por los usuarios.

En la sentencia se afirma que “YouTube no es un proveedor de contenidos y, por tanto, no tiene la obligación de controlar “ex ante” la ilicitud de aquellos que se alojen en su sitio web; su única obligación es precisamente colaborar con los titulares de los derechos para, una vez identificada la infracción, proceder a la inmediata retirada de los contenidos”.

Hace dos años, Telecinco presentó una demanda a YouTube por considerar que la divulgación de sus contenidos en este portal y, en declaraciones públicas, el consejero delegado de la cadena, Paolo Vasile, afirmó que en 2005 la piratería se identificada con el “top manta” y que “ahora las cosas han cambiado y hay piratas nuevos, que no les persigue la policía y les celebra, pero son ladrones y piratas, como es el caso de YouTube”.

En nota de prensa, YouTube señala que la decisión judicial, en la práctica, supone que son los titulares de los derechos quienes deben identificar y notificar a YouTube de forma individualizada los vídeos que vulneran sus derechos de propiedad intelectual, para que este servicio pueda proceder a su retirada.

Añade que YouTube ofrece a los titulares de derechos de propiedad intelectual una herramienta tecnológica gratuita, la Content ID, que les permite proteger sus contenidos de forma automática y evitar que sean subidos a la plataforma si así lo desean y que más de 1.000 grupos de comunicación en el mundo utilizan esta herramienta de forma efectiva, incluyendo las principales cadenas de televisión.

Para YouTube la decisión judicial es “no sólo una victoria para nosotros sino para los miles de millones de usuarios de todo el mundo, que utilizan la web para comunicarse y compartir experiencias”.

Según figura en la sentencia, la demanda fue interpuesta por Gestevisión Telecinco y Telecinco Cinema, contra YouTube que entendían que la difusión a través del sitió web de esta multinacional de diversas grabaciones audiovisuales de las que eran titulares suponía una violación a los derechos de propiedad intelectual de Telecinco y que les había ocasionado daños y perjuicios a cuantificar.

Telecinco afirmaba en su demanda que YouTube explotaba los vídeos en su propio beneficio ya que tiene la licencia de los derechos de los usuarios.

En la sentencia se explica que esta licencia no es incompatible con la existencia de un servicio de intermediación y que es materialmente imposible llevar a cabo un control de la totalidad de los vídeos que se ponen a disposición de los usuarios porque en la actualidad hay más de 500 millones de vídeos.

Tampoco hay labor editorial cuando se seleccionan vídeos destacados ya que estos se identifican por la popularidad de los mismos.

La sentencia también señala que el sistema implantado por YouTube para detectar los contenidos ilícitos es eficaz y así se ha visto cuando Telecinco ha querido retirar contenidos de esa web. EFE

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.