Joan Flaquer declara como imputado en el caso Sant Elm

El ex conseller de Turismo y conseller insular del PP, Joan Flaquer, está citado a declarar este lunes en calidad de imputado ante el titular del Juzgado de Instrucción número 7, Antonio Garcías, para aclarar su participación en el caso que investiga el presunto desvío de fondos públicos a raíz de la cesión de la torre de Sant Elm, en Andratx, por parte de la Fundació Illes Balears al Ayuntamiento ‘andritxol’ a cambio de 45.000 euros semestrales, parte de cuyo destino se desconoce.

Ese mismo día también está prevista la comparecencia del ex gerente del Instituto de Estrategia Turística, Carlos Pizà, también como encausado dentro de un procedimiento cuyos principales imputados son el ex presidente del Govern balear y máximo responsable de la entidad privada, Gabriel Cañellas, y el ex alcalde de Andratx, Eugenio Hidalgo, quienes ya declararon el pasado mes de febrero y se acusaron mutuamente de la idea de otorgar al edificio una utilización institucional y promocional.

En el caso de Flaquer, la acusación particular, en representación del Ayuntamiento de Andratx a través del letrado Pablo Alonso de Caso, ya solicitó su citación al sostener que en el proceso de cesión del castillo ejerció una “voluntad de defraudar” a la administración pública.

Y es que, tal y como consta en su escrito, al que tuvo acceso Europa Press, Flaquer, en su condición de conseller de Turismo en la fecha de la firma (mayo de 2006), rubricó un convenio con el Consistorio para que el Inestur sufragase parte de los fondos destinados por el Ayuntamiento a la Fundació. Precisamente, sobre este extremo Hidalgo expuso ante el juez que acudió a la Conselleria “por indicaciones de Cañellas” a fin de que este departamento se encargara del 60 por ciento de la aportación municipal.

“ESTRATEGIA TRIANGULAR” ENTRE CAÑELLAS, HIDALGO Y FLAQUER

A tenor de estos hechos, la acusación subraya que podrían haberse producido “supuestos ilícitos penales” a raíz de una “estrategia triangular” trazada entre Hidalgo, Cañellas y Flaquer. Es más, postula que la conducta de todos ellos “podría responder a un concierto o conjunción de voluntades con la finalidad de defraudar a la administración pública, con independencia de la perfección del perjuicio patrimonial”.

Tras conocer su imputación, Flaquer la tachó de “desproporcionada”, al negar haber cometido delito alguno en la firma del convenio suscrito en 2006 con el Ayuntamiento de Andratx, por valor de 50.000 euros, para fomentar el turismo cultural en el municipio gobernado entonces por Eugenio Hidalgo, que en la actualidad cumple condena en prisión por el caso Andratx. Así, aseveró que “no hay motivos” que justifiquen ni su encausamiento ni es de Carlos Pizá.

El Ayuntamiento defiende además que el portavoz del PP en Andratx y ex alcalde del municipio, Jaume Porsell, firmó el 2 de abril de 2007 la renovación del convenio entre ambas entidades, sin mediar el informe preceptivo de intervención y sin el respaldo de informe jurídico alguno de los funcionarios del Consistorio.

DENUNCIA DE LA FISCALÍA

Cabe recordar que fue a raíz de las irregularidades detectadas por el Ayuntamiento ‘andritxol’ tras las elecciones municipales de 2007 cuando la Fiscalía Anticorrupción interpuso una denuncia penal contra Hidalgo y Cañellas, al sostener que habrían incurrido en delitos de prevaricación, malversación de caudales públicos, falsedad en documento y defraudación a la administración.

De forma paralela, la titular del Juzgado de Primera Instancia número 1 acordó el pasado mes de julio la suspensión del proceso civil promovido por la Fundació Illes Balears contra el Ayuntamiento, en el que le reclamaba 60.000 euros por el uso de las instalaciones de la torre. La magistrada amparó esta decisión en la existencia del procedimiento penal abierto por las presuntas irregularidades en torno a la cesión de la edificación al Consistorio.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.