Paco Roca recupera la memoria histórica en “El ángel de la retirada”

En su nueva novela gráfica, “El ángel de la retirada”, Paco Roca vuelve la vista a la colonia de exiliados españoles de Béziers (Francia) para hablar de la búsqueda de la identidad y la necesidad de recuperar la memoria histórica.

“Buscaba plasmar el pensamiento y el sentimiento de esa segunda generación de inmigrantes que llegaron a Francia. Sus padres se quedaron un poco en tierra de nadie y ahora son ellos los que empiezan a replantearse las cosas”, ha explicado Paco Roca en una entrevista telefónica con Efe.

En “El ángel de la retirada” (Bang Ediciones), Victoria Valiente da vueltas a la idea de regresar a España mientras sueña con que un soldado republicano español la lleva en 1939 por la playa de Argelès Sur Mer, en el sur de Francia, donde se instaló uno de los campos de refugiados que huían de las tropas franquistas tras la derrota en la Guerra Civil.

Con guión de Serguei Duonovetz, la novela gráfica trata a partir de esos sueños la necesidad de “aprender a vivir con el pasado”, una idea que para Roca pasa por “no olvidar”.

“No hace falta retroceder, sino aceptarse. La protagonista tiene que ordenar en su cabeza todo lo que ha sido la inmigración española en Francia y lo que son todos los refugiados de la Guerra Civil”, destaca el dibujante, Premio Nacional de Cómic 2008 por “Arrugas”.

En esta novela intimista, que mezcla presente y pasado con realidad y ficción, Victoria Valiente acaba convirtiéndose así en un eslabón más de una “larga cadena que no se debe olvidar”.

Contado en blanco y negro, con trazos fieles al estilo personal de Roca, las viñetas del cómic están cargadas con un “punto gris” que utiliza para dar un toque de “realidad” a la historia, acercándola al formato documental.

Este estilo único en una historia que avanza mediante saltos temporales, provoca la confusión en ciertos momentos del lector, que se siente, al mismo tiempo, más partícipe de los pensamiento del personaje principal.

“Teníamos varias opciones para diferenciar presente y pasado, pero creo que la uniformidad que confunde tiene cierta gracia. Haberlo separado mucho hubiese roto el truco de la historia”, subraya el autor.

Paco Roca ya había tratado la Guerra Civil en “El Faro”, un tema que el autor considera ya un “género” dentro del cómic, y al que regresa ahora junto al novelista Serguei Dounovetz para hablar de la “dualidad” de pensamiento entre la integración y el deseo de no perder las raíces españolas.

“Creo que, por tema, venía muy bien la unión entre un autor francés y un español, porque me interesaba la mezcla entre ambas visiones”, destaca.

Además, también le resultó interesante trabajar con un “debutante”, dado que acostumbrado a escribir novela policiaca, “El ángel de la retirada” es el primer guión de cómic de Dounovetz.

Entre los próximos proyectos de Paco Roca destaca su novela gráfica “El invierno del dibujante” -cuyo lanzamiento está previsto para diciembre-, en la que el dibujante tratará el mundo de los autores de cómic ligados a la editorial Bruguera en la España de finales de los 50.

“Es un álbum con el que llevo mucho (tiempo) y que me apetecía hacer. Yo he crecido con los cómics de Bruguera y, desde pequeño, me había preguntado por los dibujantes que había detrás de ‘Mortadelo y Filemón’ o de ‘Zipi y Zape'”, confiesa.

Este trabajo, que será el cómic del ilustrador valenciano más cercano a la realidad, le ha permitido acercarse al relato de los “hechos reales” y saciar su “punto friki” al adentrarse en la vida de toda la gente a la que admira. EFE/Vera Blanco

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.