The Posies publican “Blood/Candy”

Herederos directos de Big Star y referencia obligada en el universo del power-pop, el grupo estadounidense The Posies acaba de publicar su séptimo trabajo discográfico, “Blood/Candy”, un álbum que llega al mercado tras cinco años de silencio musical.

“Siempre hemos tenido esta forma de trabajar. Hemos grabado este disco ahora porque teníamos la sensación y la necesidad de hacerlo. Simplemente, queríamos esperar a que llegara el momento correcto”, explica el cantante y guitarrista Jon Auer en una entrevista con Efe.

Algo habrá de verdad en las palabras de Auer cuando la formación invirtió casi una década en editar su álbum anterior, “Every kind of light”.

“Estamos involucrados en muchos proyectos diferentes, con diversos artistas, y eso también consume mucho tiempo en nuestras vidas”, afirma el vocalista y guitarra Ken Stringfellow.

Estos lapsos, ciertamente largos, no implican que The Posies no sea una banda “a tiempo completo”.

“Tener una banda no significa estar todo el día metido en un local de ensayo. Incluso si el grupo fuera nuestra única ocupación, habría periodos en los que estaríamos cada uno por nuestro lado”, añade Stringfellow.

Constantes rumores de separación han acompañado al grupo de Washington durante los últimos quince años, pero el tiempo, tozudo, se ha encargado de desmentirlos. “Estamos en un momento fabuloso, y espero que no tengamos que esperar otro lustro para sacar un nuevo disco”, confiesa Auer.

A tenor de las informaciones surgidas durante su composición, “Blood/Candy” tendría que haber sido un regreso a las raíces sonoras de The Posies. Sin embargo, el resultado final queda bien lejos de esas primeras intenciones.

“No tengo ni idea de lo que ocurrió, pero hemos hecho un disco único, el más aventurero de nuestra carrera, el que juega con más estilos distintos. No parece forzado, como si estuviéramos buscando la diferencia porque sí, sino que suena como una búsqueda de la inspiración y de nuevos lugares”, detalla Auer.

Por vez primera en su trayectoria, cercana al 25 aniversario, la banda ha apostado por introducir voces femeninas en sus canciones. “Es el cambio más importante y sorprendente, porque la voz de una mujer aporta nuevas texturas a los temas y llega a registros que no son accesibles para mi voz o la de Jon”, asegura Stringfellow.

“The glitter prize”, “Licenses to hide”, “Take care of yourself”, “Cleopatra street” o “Accidental architecture” son algunas de las doce composiciones que The Posies han reunido en “Blood/Candy” (Rykodisc), un trabajo que empezó a gestarse en el estudio gaditano de Paco Loco, ex miembro de Australian Blonde.

“Hace dos años hice una gira por Andalucía y, después del concierto en El Puerto de Santa María, acabamos de fiesta en la casa de Paco, donde me enseñó su estudio. Pensamos que estaría muy bien hacer un disco de The Posies allí, porque es un lugar perfecto para trabajar. Cuando se presentó la ocasión, no tuvimos ninguna duda”, recuerda Stringfellow.

Mientras Auer prepara su nueva obra en solitario y Stringfellow hace lo propio con el segundo disco de The Disciplines, The Posies se apresta a comenzar una gira española que les llevará a Murcia -28 de septiembre-, Madrid -30 de septiembre-, Valencia -1 de octubre- y el Fun Festival de Sant Vincenç dels Horts (Barcelona) -2 de cotubre-. EFE

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.