El creador de slate.com, optimista ante el negocio de la prensa en Internet

El editor jefe de Slate Group, una división de la editora del Washington Post, Jacob Weisberg, se ha mostrado hoy extraordinariamente optimista en cuanto a las posibilidades de negocio de los medios de comunicación en internet.

Frente al pesimismo reinante en la prensa, quien es también un referente en el periodismo político en Estados Unidos, no sólo vislumbra que habrá negocio sino que entiende que los medios “nunca han sido tan libres ni han tenido un acceso tan universal”.

El creador de Slate.com y uno de los gurús de la información en Internet, ha conversado hoy sobre periodismo digital con el redactor jefe de elpais.com, Guillermo Altares, dentro del “Hay Festival” de Segovia y ha reconocido que todavía hay que crear las bases económicas para el periodismo digital.

También piensa que la transición va a ser muy difícil para los medios que no estén bien posicionados, labor que entiende que hay que hacer ahora, y que muchas empresas no van a sobrevivir, pero confía en que habrá esa base económica.

Y es que, a su juicio, “no se puede tener una democracia sólida si el periodismo sólido y real no funciona”.

Altares ha preguntado por la calidad del periodismo si no se cobra a los lectores, pero a Jacob Weisberg le cuesta trabajo ver que se vaya a pagar por las noticias en la red, al contrario, cree que se trata de un modelo defendido por los “periodistas tristes” que cerrarán la puerta a sus seguidores.

En el lado opuesto, el de los periodistas alegres, están quienes fomenten la participación en los medios, el debate y lleguen a mucho público con un lenguaje más cercano, incluso a través de las redes sociales que, en su opinión, “es una oportunidad que no se utiliza mucho”.

Como tampoco se emplea un recurso que es incluir hiperenlaces a otros documentos de la red, que para este experto es como realizar informaciones en tres dimensiones, por el valor añadido que aportan.

Weisberg ha coincidido con Altares en que la labor del periodista no termina con Internet, aunque su voz sea diferente porque tenga un contacto más directo con un público más heterogéneo y más personal, y ha dicho que “la función no cambia, aunque el periódico en papel se convierta en antiguo”.

Partiendo de que el mismo lee prensa en papel y utiliza dispositivos móviles de lectura, como el Ipad, contempla larga vida a los periódicos tradicionales, por encima de los 20 años.

También han coincidido ambos expertos en que el llamado periodismo ciudadano “no es periodismo” y en que los profesionales deben filtrar las informaciones que les lleguen de la calle, por esta vía.

Como ejemplo de medios que hacen bien las tareas, Weisberg ha citado la edición electrónica de The Guardian, cuyos responsables, según ha dicho, “han sido muy listos en las aplicaciones tecnológicas, porque nadie sabe lo que va a ocurrir, pero han conseguido mucho público y un nivel global”.

Jacob Weisberg ha propugnado un “acuerdo global” entre países para que se limiten en Internet aspectos como la pornografía infantil o la fabricación de bombas, pero “con muy pocas limitaciones”,

De ahí que no sea partidario de censuras como las que se ejercen en países, como China o Irán, o las que practican Apple o Google, a su juicio.EFE

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.