Antich y Blanco entraron por detrás

Un grupo de sindicalistas esperaba al Ministro Blanco a la puerta del Conservatorio de Palma donde los socialistas presentaron este domingo a sus principales candidatos de Baleares, el grupo liderado por el secretario general de UGT-Baleares, Lorenzo Bravo intentó hacer llegar sus reivindicaciones a la cúpula socialista.

Los sindicalistas estuvieron en todo momento fuertemente custodiados por un excesivo número de miembros de la seguridad del Estado, que impidió que se acercasen al recinto, lo que provocó alguna innecesaria tensión.

Ante la visita anunciada de los sindicalistas, el president Antich y el ministro Blanco optaron por entrar en el Conservatori por la puerta de atrás.

Los sindicalistas no cejaron en el empeño y “colaron” a algunos topos que pudieron a base de pegatinas dejar constancia entre los socialistas de la “realidad” laboral, curiosamente muchos de los congregados en el interior y exterior del acto son militantes de las dos organizaciones convocantes, UGT y PSOE.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.