CAEB anima a todos los empresarios a ir a trabajar el 29/S

El presidente de la CAEB, Josep Oliver, considera que la huelga general “está fuera de lugar” en un contexto de crisis económica como el actual, y en este sentido, ha animado a todas las empresas de Baleares a que este miércoles se mantengan “operativas” y “en funcionamiento” y, en especial, ha deseado que no se produzcan situaciones conflictivas y que cada uno ejerza sus derechos en un ambiente de normalidad.

En declaraciones a Europa Press, Oliver confió en que los sindicatos se comporten mañana de forma “civilizada” y se presten los servicios mínimos establecidos de forma correcta, para que los ciudadanos puedan ser atendidos en caso de necesidad. En este sentido, Oliver ha recordado que en huelgas generales anteriores en Baleares ha reinado un clima de respeto y “de sentido común”, por lo que esperó que este miércoles suceda lo mismo.

Con respecto a la existencia de piquetes que puedan coaccionar a los trabajadores para que no vayan a sus puestos de trabajo, el presidente de los empresarios de Baleares confió en que estén controlados y que no se produzcan ningún altercado en las islas, a fin de que “todos podamos ejercer nuestro derecho” a ir a la huelga o a trabajar.

Oliver recordó que esta huelga general no es contra los empresario, sino contra una reforma laboral elaborada por el Gobierno, por lo que debería respetarse el derechos de aquellas empresas que quieren abrir y de aquellos empleados que quieren trabajar.

Oliver hizo estas declaraciones con posterioridad a la conferencia impartida en la sede de la CAEB por el asesor jurídico de la CEOE Fabián Márquez, para quien la reforma laboral es una medida necesaria pero “insuficiente”. Al contrario de lo que opinan los sindicatos, según Márquez, el mercado laboral español es “demasiado rígido” y resulta necesario impulsar medidas que fomenten la flexibilidad del mismo.

De este modo, en su opinión, los cambios que introduce la reforma laboral “no son tan grave” como para que convocar una huelga general y reprochó a los sindicatos que para justificar la huelga se aferren a los supuestos “recortes” de derechos que argumentan, cuando, según subrayó, los trabajadores no pierden derechos, sino que se “potencia el despido objetivo” en detrimento del despido improcedente o disciplinario, que es la causa del 80% de los despidos en España.

El experto recordó que al final si el trabajador no está de acuerdo con las razones que han motivado su despido siempre puede llevar el caso ante un juez, que tendrá las herramientas necesarias para valorar la procedencia de dicho despido. Por último, opinó que la reforma laboral es un “híbrido” que “no deja contento a nadie”.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.