Llega una patera a Mallorca

La patera que ha llegado esta mañana a la costa de Llucmajor con, al menos, catorce inmigrantes irregulares, había partido de Argelia junto con otras ocho embarcaciones que desde ayer han arribado a las costas de Almería, Granada y Murcia.

Según el delegado del Gobierno en Baleares, Ramon Socias, esta es la hipótesis con la que trabaja la Guardia Civil tras interrogar a los catorce hombres detenidos a lo largo de esta mañana a raíz del aviso de una vecina de la zona de Cala Pi que sobre las 10.00 horas advirtió de que había cinco personas cambiándose de ropa entre unos matorrales cerca de la costa.

Los testimonios recabados por los investigadores revelan que la patera, un barco pesquero de unos cinco metros de eslora equipada con un motor de 30 caballos, habría partido del puerto de Dellys junto con otras ocho naves con el propósito de arribar a la península, pero se habría separado del resto de la flotilla y llegado accidentalmente a Mallorca.

Una vez puesto en marcha el operativo de búsqueda fueron detenidas a lo largo de la mañana catorce personas de las que una se ha declarado menor de edad y de otra se sospecha que era el patrón de la embarcación, aunque la Guardia Civil sigue en alerta porque un decimoquinto inmigrante irregular podría haber conseguido eludir su vigilancia.

Socias, que ha recordado que esta es la primera patera llegada a Mallorca desde el 28 de octubre del año pasado, ha explicado que el barco ha sido hallado hundido a pocos metros de la costa entre Cala Pi y Vallgornera.

El delegado ha expresado su sospecha de que la embarcación, que va a ser examinada por agentes del Grupo Especial de Actividades Subacuáticas, ha sido hundida por sus ocupantes, aunque ha precisado que esta circunstancia no ha sido corroborada en los interrogatorios.

La Guardia Civil da por hecho que el barco perdió el rumbo tras partir del norte de Argelia junto a las otras ocho naves, en las que viajaban, al menos, 162 personas, de las que 104 han sido detenidas en Almería y Motril y 58 en Murcia.

Si se confirma que uno de los inmigrantes irregulares llegados a Llucmajor es menor de edad, quedará bajo custodia de los servicios sociales del Consell de Mallorca, mientras que el patrón de la embarcación pasará a disposición judicial y los otros doce detenidos serán traslados, posiblemente el domingo por la tarde, al centro de internamiento de Barcelona para ser repatriados a Argelia.

Socias ha explicado que la patera había llegado a la costa mallorquina pasando por el este de Cabrera sin ser detectada por los radares del Sistema Integrado de Vigilancia Exterior (SIVE), que funcionan desde antes del verano.

El delegado ha señalado que esto demuestra que hay “zonas oscuras” que obligarán a ajustar los radares y que en esta ocasión también habría fallado la vigilancia de la Marina Argelina.

No obstante, ha resaltado que la llegada de pateras a Baleares ha disminuido notablemente en los dos últimos tiempos después de que en 2007 y 2008 arribaran cinco cada año.

Desde 2006, las fuerzas de seguridad han detenido en las islas a 185 inmigrantes irregulares llegados en patera.EFE

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.