El cine alternativo se difunde a través de Internet

Se acabaron los retrasos en la distribución del cine alternativo: el visionado legal en Internet ofrece la alternativa de estreno en España a películas “malditas” como “Wendy & Lucy”, de Kelly Reichard, “Fin”, de Luis Sampieri, “Hiroshima”, de Pablo Stoll, o “¿Quién mató a Walter Benjamin”, de David Mauas.

“My Blueberry Nights”, de Wong Kar Wai, tardó dos años en estrenarse en España. “I’m Not There”, por la que Cate Blanchett ganó la Copa Volpi en Venecia, llegó tres años después a los cines, cuando casi todos las que querían verla habían buscado alternativas para hacerlo.

Aún con el dilema de la rentabilidad, pero por fin dentro de la legalidad, Internet ya es un “cine en el que estrenar” en buenas condiciones y con opción de versión original subtitulada para películas que, tras disfrutar del éxito en festivales y cosechar excelentes críticas, hacen cola para llegar a las salas de un cine comercial.

“Es el único camino que nos va a quedar de aquí a diez años salvo a los que hacen cine masivo”, explica Luis Sampieri a Efe, que estrenará “on line” en la plataforma Filmin (www.filmin.es) su película “Fin” el próximo 16 de octubre, día en el que también se proyecta en el Festival de Sitges y tras haber recibido una cálida acogida en el pasado Festival de Berlín.

Curiosamente, la película de este realizador argentino recrea la cita que varios suicidas acuerdan por Internet para acabar con sus vidas. “Puede ser una buena paradoja estrenarla en la red”, bromeó.

“Internet da cabida a películas que por factores económicos no se arriesgan a estrenar o que van dirigidas a un público distinto”, asegura Sampieri.

Esta plataforma de descarga legal ha estrenado títulos muy esperados por los cinéfilos, como “Wendy & Lucy”, de Kelly Reichardt -que volvió a deslumbrar en la pasada Mostra con “Meek’s Cutoff”- o “Goodbye Solo”, de Ramin Bahrani, seleccionada por el “New York Times” entre lo mejor de 2008.

El uruguayo Pablo Stoll, que dirigió junto a Juan Pablo Rebella la aclamada “Whisky”, estrenó mundialmente “Hiroshima” en este mismo canal, aunque esta manera de presentar su nuevo título al mundo no excluya que, en un futuro, pueda tener estreno comercial.

Mientras otras cintas como “Honeymoons”, de Goran Paskaljevic, ganadora de la Espiga de Oro en la Seminci, también están ya disponibles en la red, este mes, se podrá ver por primera vez en España “Love + Hate”, película que ganó un premio Bafta y que está dirigida por Dominic Savage.

Por otra parte, el género documental, de entrada menos atractivo para el gran público, hacía tiempo que había buscado su veta en Internet. Y tras haber pasado por festivales como Málaga o Washington, “¿Quién mató a Walter Benjamin?”, de David Mauas, ha tenido una “première” más publicitada gracias a estos nuevos portales de visionado.

A pesar de que el documental, que trata de desvelar los enigmas del supuesto suicidio del filósofo judeoalemán en la población catalana de Portbou, se empapa de esa decepción por el progreso que hila el discurso de Benjamin, Internet ha sido su mejor aliado para ver la luz.

“Benjamin no vio Internet”, bromeó el director en una entrevista con Efe. “Aunque no hay que olvidar que Internet es un medio de control que nació como instrumento militar”, prosiguió.

Este documental, que desde el pasado lunes figura como uno de los “estrenos” de Filmin, es una película “que tiene una puesta en escena ‘benjamingiana’ de la propia muerte de Walter Benjamin” contada, además, “desde los anónimos de la historia, los perdedores”, tal y como consideraba el pensador que se llegaba a la verdad.

Esos olvidados o perdedores de la historia del cine comercial son los que ahora tienen voz en la web, con un sistema que funciona en Estados Unidos desde hace tiempo, siendo el portal más exitoso el de Mubi (www.mubi.com).

Desde Filmin, todavía dando sus primeros pasos -aunque aumentando sus suscriptores un 20 por ciento cada mes-, reconocen: “Esta página por sí misma no es rentable. Pero estoy convencido de que muchos espectadores descubrirán películas, de manera que irán al cine a ver la próxima película de su director”, según Jaume Ripoll, representante de Filmin. EFE / Mateo Sancho Cardiel

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.