Montilla convoca elecciones con un llamamiento a no renegar del tripartito

El presidente de la Generalitat, José Montilla, ha firmado esta tarde el decreto de convocatoria de elecciones en Cataluña para el 28 de noviembre con un llamamiento a no “renegar” del tripartito ni a considerar este mandato “un guirigay”, sino a reivindicar “con orgullo” el trabajo hecho.

El presidente ha lanzado este mensaje en un acto solemne, celebrado en el salón Sant Jordi del Palau de la Generalitat, junto a todos los miembros de Govern y a altos cargos y diputados del tripartito.

Sin entrar en “especulaciones” sobre los posibles pactos que se puedan dar tras las elecciones de noviembre, el presidente ha conminado a sus socios de gobierno a “defender con orgullo y pasión la obra del Govern”, y a no caer en la “autoflagelación injusta”.

El presidente ha hecho una cerrada defensa del gobierno formado por PSC, ERC e ICV-EUiA, y ha subrayado que el balance del Govern de Entesa “supera la comparación con las siete legislaturas precedentes”.

“Yo no reniego del acuerdo que las fuerzas de izquierdas sellaron hace siete años para propiciar un cambio de Govern en Cataluña y espero que muchos de vosotros penséis lo mismo”, ha espetado Montilla, “orgulloso” de haber gobernado junto a ERC e ICV-EUiA.

“Para mí pierde sentido que una única fuerza pretenda serlo todo, representarlo todo”, ha subrayado Montilla, quien ha destacado que ha ejercido el liderazgo desde el acuerdo con otras formaciones y que ello ha deparado una “nueva Cataluña, más madura y plural”.

A pesar de la nutrida representación de altos cargos y de representantes de los tres partidos del Govern, no han asistido al acto, por motivos de agenda, ni el candidato de ERC a la presidencia de la Generalitat, Joan Puigcercós, ni su homólogo de ICV-EUiA, Joan Herrera.

El presidente ha destacado que la “sólida y extensa” obra del tripartito “deja poso y marca caminos de futuro”, y se ha propuesto “completar el proyecto iniciado y llevarlo más allá”.

Montilla ha considerado “normal” que PSC, ERC e ICV-EUiA busquen ahora “diferenciarse”, puesto que el 28 de noviembre competirán entre ellos, pero más allá de la postura de cada partido, ha animado a defender los logros de estos años.

“Y a quienes nos piden autocrítica, respondamos con balances ponderados y equilibrados, pero no con una autoflagelación injusta, desproporcionada y avergonzada sin motivo. Somos el Govern que ha hecho un gran servicio al país, no el guirigay del tripartito que dicen algunos”, ha sentenciado.

Montilla ha destacado que ha habido “un alto grado de cumplimiento” del programa de gobierno y que se ha puesto en marcha una amplia política social, por lo que el mandato ha sido “muy fértil en producción legislativa, tal y como corresponde a un país que se acaba de dotar de un marco legal y competencial reforzado” como es un Estatut.

Esto ha sido posible, ha explicado, a pesar de que la legislatura, en su conjunto, “no ha sido fácil por muchas razones”, pero en especial por la crisis económica que “ha obligado -ha dicho- a un fuerte incremento de los servicios públicos, un considerable ajuste presupuestario” para reducir el gasto, así como a “disminuir la intensidad de algunas políticas”, afrontar el desempleo, y aportar ayudas para las empresas en crisis.

El presidente también ha mencionado los “hechos excepcionales” que han obligado a determinadas actuaciones, como la sequía, pero de forma paralela, el ejecutivo catalán ha trabajado para aumentar la capacidad de autogobierno, con diecinueve nuevas competencias conseguidas pese a que “es evidente que la incertidumbre que planeaba sobre el Estatut ha condicionado” su aplicación, ha admitido.

Montilla ha señalado que en su labor como presidente ha habido varias “constantes”, como procurar el bienestar de Barcelona y su área metropolitana, el equilibrio del país en su conjunto, el progreso y la mejora de las condiciones de vida, y la preparación del país para un futuro económicamente más complejo y competitivo en un mundo global.

Ha admitido, no obstante, que en algunos momentos la crisis económica ha hecho “replantear ritmos y formas” de la política social, pero que el Govern ha sido capaz de “anticiparse a la crisis”. EFE

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.