Una imputada facturaba al Ibatur para enmascarar retribuciones supuestamente irregulares

Francisca Jaume, imputada en la ‘operación Pasarela’, que investiga una supuesta trama de corrupción en la Conselleria de Turismo en el Govern de Jaume Matas, ha declarado hoy ante el juez que firmó facturas y cobró del Instituto Balear de Turismo (Ibatur) a través de su marido, Kamal Dorai, también imputado en la causa.

En la declaración realizada en el juzgado de instrucción 2 de Palma, Jaume ha señalado que firmó tres facturas y que el dinero se ingresaba en su cuenta, porque se lo daba su marido, ex responsable del ‘catering’ del Ibatur en la ferias turísticas.

Los investigadores sospechan que Dorai dio de alta a su mujer como trabajadora autónoma para justificar parte del dinero que recibía del Ibatur y enmascarar, de esa manera, retribuciones supuestamente irregulares.

Francisca Jaume, defendida por el abogado Agustín Aguiló, ha insistido ante el juez que ella sólo firmaba las facturas y que se quedó con 6.000 euros anuales durante tres años. El resto, que no especificó, se lo daba a su marido.

Añadió que firmaba “un papel que era como un recibo” y que nunca se fijó que estuviera a su nombre, ya que su marido le decía que tenía que firmar, ya que “era un arreglo entre él y el Ibatur”, ha precisado.

“Nunca pregunté nada, me dijeron que tenía que hacerlo así y siempre he firmado lo que mi marido me decía, y con él llevo casada 36 años”, ha indicado.

Jaume ha subrayado que sólo asesoraba a su marido y que nunca realizó trabajo alguno para el Ibatur de manera directa.

Tanto Francisca Jaume como su marido, Kamal Dorai, fueron detenidos en el inicio de la ‘operación Pasarela’ el pasado mes de julio, aunque quedaron en libertad con cargos.

En concreto, el juez ordenó la retirada del pasaporte al ex responsable de ‘catering’ en la ferias a la que asistía la Conselleria de Turismo. EFE

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.