Diagnóstico del PP: “El Govern es débil, inestable, sin credibilidad”

El PP ha culpado hoy al presidente del Govern, Francesc Antich, de que la actual legislatura sea “la peor de toda la historia democrática de Baleares” debido a su gestión, por lo que los populares le han ofrecido un gran pacto político para “refundar el espíritu democrático” en la Comunidad autónoma.

“No desaproveche esta oportunidad y no destruya el puente para construir el mejor presente y el mejor futuro para Baleares”, le ha pedido a Antich el portavoz del PP en la Cámara legislativa, Antoni Pastor, con ocasión del Debate de la Comunidad que celebra el Parlament esta semana.

En concreto, el PP ha invitado al Ejecutivo balear a sentarse para pactar los principales temas que hay sobre la mesa y que afectan a la economía balear: las leyes del suelo, de vivienda y de transporte marítimo; acuerdo por la sostenibilidad de los medios de comunicación públicos y por la reducción de la estructura de la Administración pública, y los pactos local e insulares.

Pastor ha realizado este anuncio al final de su discurso y le ha asegurado al presidente que se trata de una “gran oportunidad” para la Comunidad y sus ciudadanos.

La intervención del alcalde de Manacor ha sido muy crítica con la gestión del Ejecutivo autonómico, que ha demostrado durante estos años que es “débil, inestable, sin credibilidad y el peor” para hacer frente a una crisis que “negó” desde el principio.

El PP ha puesto como ejemplo de la gestión del Govern balear que 6 de cada 10 objetivos prometidos al inicio de la legislatura no los ha cumplido: de los 105 compromisos del Pacto de Gobernabilidad firmado en julio de 2007 no ha cumplido hasta 62 (59%), mientras que 43 sí los han llevado a término (41%), según las cuentas de los populares.

Pastor ha repasado un rosario de “incumplimientos”, como el pacto local, la ampliación del recorrido del tren o la construcción del tranvía de Palma al aeropuerto, la mejora de la financiación, la ley del suelo, la reforma de la ley de campos de golf, la ley de residuos, la reconversión de las zonas turísticas, el aumento del presupuesto en Educación o la gratuidad de los libros de texto.

El Govern, ha aseverado Pastor, ha “fracasado” ante una grave crisis que no ha querido reconocer. Si el PIB balear al final de la anterior legislatura se situó en el 3%, en la actualidad tiene un crecimiento negativo del 0,9%.

También le ha recordado que el partido que preside el Govern de la Comunidad, el PSIB-PSOE, tiene 20 diputados frente a los 28 del PP.

En opinión de los populares, el Govern “ha tirado la toalla” y muestra de ello es que el mismo presidente de la Comunidad diga que no es un “drama” prorrogar los presupuestos de 2011.

En este contexto, los populares le han insistido en que están dispuestos a apoyar las cuentas de la Comunidad del año que viene si no se suben los impuestos a los ciudadanos y no se recorta el dinero para servicios sociales, educación y sanidad.

De todos modos, Pastor ha mantenido que el Ejecutivo socialista es un “gobierno sectario de pensamiento único que da la espalda a los problemas de los ciudadanos y que ha intentado destruir al adversario político”, en referencia a los asuntos de corrupción que investiga la Justicia y que afectan al PP.

Antes de intervenir, Antich se ha acercado a la silla de Pastor para departir un momento con él. Cuando Pastor ha subido a la tribuna de oradores le ha advertido que, por primera vez, el presidente ha respondido a la intervención al PP junto al resto de grupos minoritarios cuando lo habitual es que el mandatario autonómico responda de manera específica al discurso del principal partido de la oposición.

Tal vez, ha apostillado Pastor, es que Antich no considera “suficientemente importante” al portavoz popular y “esperaba debatir con otra persona”, en alusión al presidente del PP balear, José Ramón Bauzá, que estaba sentado en la zona del público del salón de plenos por cuanto no es diputado autonómico. EFE

COMPARTIR

1 Comentario

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.