Lorenzo sólo piensa en el título mundial de MotoGP

El Gran Premio de Malasia que se disputa este fin de semana en el circuito de Sepang sólo tiene una finalidad para el español Jorge Lorenzo (Yamaha YZR M 1), que es conseguir su primer título mundial de MotoGP.

Un total de 69 puntos son los que separan a Jorge Lorenzo de su más inmediato perseguidor, su compatriota Dani Pedrosa (Honda RC 212 V), quien se encuentra en Barcelona recuperándose de la intervención quirúrgica a la que se tuvo que someter por una fractura de clavícula que se produjo en los entrenamientos libres de Japón y todavía no ha confirmado ni desmentido que vaya a viajar a Malasia.

Independientemente de la presencia de Pedrosa en Sepang, adonde llegaría muy mermado en sus condiciones físicas caso de decidir viajar, Jorge Lorenzo podría proclamarse campeón del mundo de manera matemática sólo con sumar seis puntos más que su rival.

Esa diferencia prácticamente sentencia el objetivo de Lorenzo, por el que ha soñado “desde que era pequeño”, pero en el fondo de armario emergen las disputas y cruce de acusaciones entre él y el italiano Valentino Rossi (Yamaha YZR M 1), su propio compañero de equipo hasta final de temporada, después del disputado final de carrera que ambos protagonizaron en Motegi.

Rossi sólo se jugaba su honra de nueve veces campeón del mundo de motociclismo y Lorenzo algún que otro punto más para alcanzar el objetivo de proclamarse campeón del mundo, por ello ni el piloto español ni los integrantes de su equipo, japoneses incluidos, entienden muy bien la respuesta agresiva del italiano.

En cualquier caso, es obvio que el mejor planteamiento de Lorenzo y el único marcaje que debe realizar en Sepang, es a su compatriota Dani Pedrosa, si es que aparece por allí.

Sólo necesita seis puntos para ser inalcanzable, incluso para Pedrosa, y ese debe ser su único objetivo en Malasia ya que después todavía tendrá tres ocasiones más de acabar la temporada con nuevas victorias que sumar a su ya extenso palmarés deportivo.

Rossi es un auténtico especialista es descentrar y desestabilizar a sus rivales y esa es una pelea en la que no debe entrar Lorenzo, que si puede pelear por la victoria en Sepang lo puede intentar, pero no debe hacer de ese objetivo algo prioritario.

Aunque Sepang es un circuito tradicionalmente favorable a las Yamaha, lo cierto es que las últimas actuaciones del australiano Casey Stoner y su Ducati Desmosedici les colocan al frente de las apuestas para luchar por la victoria en el trazado malayo, en el que existen dos grandes rectas muy propicias a las características de la moto de Borgo Panigale.

En esa pelea por el triunfo, por lo visto en las últimas carreras, también pueden entrar tanto Valentino Rossi como su compatriota Andrea Dovizioso (Honda RC 212 V), al que se le niega la victoria en MotoGP, si bien en dos ocasiones ha logrado pisar el segundo peldaño del podio.

La Honda RC 212 V parece haber dado un paso adelante en su evolución importante y, salvo por el fallo técnico que tuvo en Japón que le costó una fractura de clavícula a Pedrosa, sus representantes oficiales no se han bajado del podio desde la República Checa.

Además de la lucha por el podio y la victoria que deben protagonizar Stoner, Rossi, Lorenzo y Dovizioso, y a la espera de que Pedrosa confirme su participación o no, los estadounidenses Ben Spies y Nicky Hayden son quienes se perfilan como aspirantes a un puesto en el podio, que no a la victoria, todavía algo lejos de sus posibilidades reales.

Entre los representantes españoles quien parece haber experimentado una mayor evolución es Álvaro Bautista (Suzuki GSV RR), quien logró la séptima plaza en Japón después de encadenar tres octavos puestos consecutivos, por lo que Malasia podría ser para el de Talavera de la Reina la oportunidad para buscar otro paso en su mejoría.

Héctor Barberá (Ducati Desmosedici) continúa con su adaptación a la categoría y si bien sus resultados no son tan espectaculares como los de Bautista, ha conseguido puntuar en todas las carreras, salvo en la prueba de Laguna Seca (Estados Unidos), lo que le permite estar por delante de éste en la clasificación provisional del mundial.

El caso de Aleix Espargaró (Ducati Desmosedici) es algo distinto y los últimos rumores que le alejan de MotoGP, a pesar de tener un año más de contrato con la escudería Pramac, seguro que no le permiten estar demasiado centrado en su trabajo. EFE / Juan Antonio Lladós

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.