Para Barceló el Govern ha sabido hacer frente a la corrupción política y a la crisis económica

El portavoz parlamentario del Bloc per Mallorca, Biel Barceló, ha subrayado hoy el “buen trabajo” hecho por el actual Govern a pesar de las “dificultades” de esta legislatura y ha indicado que los únicos puntos en los que hay disonancias son la defensa de la lengua autóctona y la valoración del gobierno central.

“Nuestra apuesta por un Govern de progreso no tiene ninguna fisura”, ha asegurado Barceló, haciendo balance de los últimos tres años y medio y avanzando una propuesta de futuro que, no obstante ha condicionado a que haya “más firmeza y solidez” en la aplicación de políticas progresistas y de avance nacional.

El líder del Bloc ha elogiado la manera en que el Govern que integra su coalición junto con los socialistas ha sabido hacer frente a las dos grandes “lacras” de esta legislatura: la corrupción política -y toda la herencia dejada por los “populares”- y la crisis económica.

Su intervención en esta segunda jornada del debate sobre el estado de la autonomía, Barceló ha puesto énfasis en que, de todos los dirigentes de las formaciones políticas que empezaron esta legislatura, solo él mismo y Antich quedan al frente. “El resto se han quedado en el camino”, ha remarcado para subrayar que “esto no es una anécdota” sino la realidad de lo que ha pasado estos años.

En este sentido, ha apuntado al dirigente del PP balear, José Ramón Bauzà, como “un nuevo aspirante político que no quiere entrar en el Parlament a debatir el futuro del país” y le ha recordado que es en la cámara autonómica “donde se discuten las cosas, no en ruedas de prensa dos casas más allá”.

La crisis económica, unida a la institucional con la ruptura del pacto con UM por presunta corrupción política, han marcado el día a día de la legislatura, según Barceló, pero también ha señalado que se ha trabajado para poner las bases de un nuevo modelo “alejado de etapas anteriores de desbarajuste económico, de robo, de prepotencia y derroche del dinero público”.

“Hemos sabido afrontar estas dificultades”, ha asegurado Barceló, quien ha apostado por mirar al futuro, al trabajo por un nuevo modelo cuyas bases se han puesto en esta legislatura.

Este nuevo modelo, “en el que todavía queda mucho por hacer”, el líder del Bloc ha defendido que la prioridad han de ser las personas, las políticas de empleo, el apoyo a la mediana y pequeña empresa, la extensión de los servicios sociales, el respaldo a sectores industriales y agrícolas, al turismo y al medio ambiente.

Barceló ha incidido en la lealtad que la coalición ha demostrado al presidente del Govern durante esta legislatura y, por ello, ha hecho un ejercicio “de sinceridad” y le ha reprochado que en el Bloc no están satisfechos con el compromiso manifestado con la lengua propia de las islas y el retraso en el traspaso de competencias a los consells.

También ha lamentado que no se haya podido cambiar el actual modelo de radiotelevisión -ha abogado por la internalización de la plantilla de informativos- y ha criticado el hecho de que sus socios socialistas no quieran ver los problemas que, según Barceló, les ha causado estos años el Gobierno central.

A su juicio, “España es un mal negocio para las Islas Baleares”, y como ejemplo de ello ha citado el transporte aéreo (descuentos, cogestión) y el modelo de financiación que, en su opinión, sigue siendo “injusto”.

“En definitiva, señor Antich, hemos gobernado con acierto en medio de un mar de problemas, hemos conseguido hitos importantes, pero también han quedado espacios de sombra que, desde concepciones progresistas, no podemos negar”, ha concluido. EFE

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.