Más de cien detenidos, dos registros en Palma, en una gran ciber-redada contra la pornografía infantil

Agentes de la Policía Nacional han detenido a 57 personas e imputado a otras 47 en una nueva ciber-redada contra la posesión y distribución de pornografía infantil en la red. Esta operación se ha llevado a cabo gracias a una nueva herramienta policial: el software NordicMule, desarrollado por el Servicio Nacional de Investigación Criminal de Noruega (NCIS) y puesto a disposición de los agentes de la Brigada de Investigación Tecnológica (BIT) a través de EUROPOL. Con esta aplicación informática se ha rastreado la red e investigado más de 20.000 conexiones. Más de 400 agentes de 36 plantillas de la Policía Nacional, coordinados por la BIT, han efectuado 97 registros en toda España con la intervención de más de 70 Juzgados de Guardia y Secretarios Judiciales. Los ciberpolicías han intervenido 328 discos duros, 40 ordenadores portátiles, 21 CPU´s, 2 notebook, centenares de dvd´s y cd´s, 13 pendrives y 8 tarjetas de memoria.

Entre los arrestados se encuentra un productor de material pornográfico infantil que, además de poseer y distribuir estos archivos, había grabado imágenes de dos familiares menores -de siete y catorce años- en actitudes inequívocamente sexuales. Imágenes que poseía almacenadas en soportes informáticos que contenían otros vídeos pedófilos de extrema dureza. Esta persona, de profesión jardinero y con un nivel alto de conocimientos informáticos, pasó a disposición judicial tras prestar declaración.

Rastreo con NordicMule

La investigación tenía por objeto detectar a personas que distribuyesen material pornográfico infantil en Internet a través de las redes de intercambio de archivos “Peer To Peer”. Para el rastreo, los agentes han utilizado por primera vez el software NordicMule, desarrollado por el Servicio Nacional de Investigación Criminal de Noruega (NCIS) y puesto a disposición de la Brigada de Investigación Tecnológica a través del organismo de cooperación internacional EUROPOL.

Para escudriñar la Red e identificar a los usuarios que compartiesen y, por lo tanto distribuyeran, a través de Internet diferentes archivos de vídeo de contenido pornográfico pre-púber, los ciberagentes introdujeron en la aplicación un total de 857 enlaces “p2p”, correspondientes a archivos de contenido ilícito existentes en esta Brigada. Estos vídeos han sido obtenidos gracias a la colaboración ciudadana, mediante denuncias de particulares en Comisarías, en la página Web de la BIT o a través e las redes sociales en las que está presente la Policía.

Este programa permite, por sus sofisticadas y especiales características, realizar las descargas sin compartir en ningún momento el contenido de los archivos descargados; así como seleccionar el país en el que se ubican los usuarios investigados y, además, posibilita visualizar de modo gráfico la información relativa a usuarios que están compartiendo en ese momento los archivos investigados.

Tras la solicitud de descarga, el programa crea automáticamente una tabla en la que quedan reflejados todos los datos necesarios para llevar a cabo la identificación de los usuarios investigados.

20.000 conexiones analizadas

En el transcurso de la investigación se analizaron más de veinte mil conexiones, y tras el análisis y tratamiento de la información generada por el programa, se procedió a seleccionar exclusivamente aquellas conexiones de usuarios que se hubiesen descargado en su totalidad los archivos ilícitos y poseyesen un nombre que aludiera específicamente a material pornográfico infantil. Así se identificó a 125 usuarios ubicados en nuestro país que se encontraban distribuyendo los archivos investigados disponibles en la red y cuyas conexiones se encontraban asociadas a Proveedores de Acceso a Internet ubicados en nuestro país.

Cada identificado se había descargado en sus equipos informáticos, varios archivos de contenido pedófilo de extrema dureza, tales como agresiones sexuales a menores de muy corta edad, poniendo dichos archivos a disposición de la red.

En menos de tres días se ha llevado a cabo esta ciber-redada a nivel nacional en la que han intervenido más de 400 agentes de 36 plantillas y que ha culminado con 97 registros, coordinados por la BIT, en Álava (3), Alicante (1), Almería (1), Asturias (2), Badajoz (1), Barcelona (16), Cáceres (2), Cádiz (7), Cantabria (5), Castellón (1), Ciudad Real (1), Cuenca (1), Gerona (1), Granada (1), Guipúzcoa (4), Huelva (2),La Rioja (2), Las Palmas (2), Lérida (1), Madrid (11), Málaga (2), Murcia (1),Mallorca (2), Pontevedra (3), Sevilla (1), Tarragona (1), Teruel (1), Toledo (2), Valencia (12), Valladolid (1),Vizcaya (5), Zaragoza (1). En total se ha detenido a 57 personas, 11 de las cuales han pasado a disposición judicial, y otras 47 han resultado imputadas.

La operación policial ha sido coordinada por la Brigada de Investigación Tecnológica de la UDEF Central, adscrita a la Comisaría General de Policía Judicial, y en ella han participado las brigadas y grupos especializados en delitos tecnológicos de todas las 36 plantillas implicadas.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.