Nadal: “Me quedan tres torneos. Es el último esfuerzo”

Rafa Nadal abogó hoy porque los tenistas tengan la posibilidad de poder decidir si jugar o no los últimos torneos del año, sin tener que cumplir las obligaciones que su ránking conlleva, un objetivo que fundamentalmente beneficiaría a las nuevas generaciones.

En una conferencia de prensa previa a su inicio de torneo mañana en el Masters 1.000 de Shanghai frente al suizo Stanislas Wawrinka, Nadal dejó claro que lo ideal sería que después de la gira asiática las obligaciones de los jugadores se limitasen a participar en las Finales ATP (Masters), y luego que pudieran decidir si deben o no continuar, dejando libertad a los que quieran participar en cuantos torneos deseen.

“Para mi, el calendario perfecto es cuando tienes la oportunidad de decidir jugar o no (sin obligaciones). Por ejemplo, en lo que a mi respecta, y lo he dicho muchas veces ya en el Consejo de Jugadores, es que después del Abierto de EE.UU. se puede jugar en Asia durante dos o tres semanas como máximo. Después, el Masters y ya está”, observó Nadal.

“Puedes seguir teniendo torneos, si quieres hasta el 30 de diciembre pero no de la categoría Masters 1.000 y 500, que son los que marcan mucha diferencia en los puntos y en el ránking. Si estás entre los primeros tienes que jugarlos, pero también tienes que tener la oportunidad de elegir y competir. Si estás lesionado y quieres parar, deberías hacerlo”, añadió Nadal.

Según Nadal todo el mundo estaría contento con este planteamiento. “Porque los que figuren detrás de los diez primeros, si quieren continuar jugando tendrán oportunidad para hacerlo y ganar dinero y puntos. Y si los primeros quieren parar no habrá una gran diferencia en la clasificación”, puntualizó.

“No es fácil”, razonó Nadal, “aunque todo el mundo piensa como yo. Es difícil hacer cambios en el circuito. Novak (Djokovic), Roger (Federer), otros compañeros y yo, que están en el Consejo, estamos trabajando para una nueva generación, no por nosotros”, dijo el actual número uno del mundo.

“Cuando estas decisiones se tomen no cambiarán nuestras carreras pero para los nuevos jugadores será mejor, y yo estaré feliz por ello”, dijo.

En declaraciones a EFE, Nadal recordó que “la victoria de la semana pasada (Tokio) fue muy importante” para él. “Ahora me quedan tres torneos. Es el último esfuerzo, el último intento para hacer lo mejor que pueda en los últimas competiciones del año”, dijo.

“Estoy con más confianza que antes, y por eso me mantengo jugando bien en la última parte de la temporada”, observó Nadal que afronta mañana su participación en Shanghai, donde el año pasado cayó en la final contra el ruso Nikolay Davydenko.

“Tengo un difícil comienzo contra Wawrinka, así que vamos a ver como me va. Lo afronto con ilusión y calma, ya que la gira asiática ha sido buena, porque cuando ganas un torneo es positivo. El sorteo es difícil, porque Wawrinka está teniendo un buen final de año, hizo un buen US Open, y ésta superficie le va bien”, señaló. “Tendré que empezar muy fuerte o tendré muchas opciones de ver el torneo desde Mallorca”.

Nadal dijo que la presión es distinta ahora, cuando lleva tanta diferencia de puntos con sus perseguidores y tiene prácticamente cumplidos sus objetivos, “pero es igual, porque nadie va sobrado. Estar aquí significa una motivación grande, y por supuesto que quiero terminar la temporada lo mejor posible”, expresó.

“En el 2009 parecía que iba ser número uno cien por cien, con una barbaridad de puntos de distancia, y al final terminé sufriendo por conservar el dos”, recordó. “En tenis no hay momento para la relajación. Si perdiera aquí no sería una tragedia porque las cosas han salido mucho mejor de lo que hubiera soñado, y teniendo en cuenta que después del US Open he seguido jugando bien, con título en Tokio”.

Nadal recordó que sus dos últimos torneos del año (París Bercy y Finales ATP de Londres), son “los más difíciles” para él. “Cuando juegas en pista cubierta la bola está como muerta. No es como aquí que tiene vida. Eso es lo más difícil para mí”, dijo.

Sobre el Masters, donde el año pasado no ganó un solo partido, Nadal observó que no viajará a Londres especialmente obsesionado por aquel recuerdo. “Me motiva el hecho de jugar mejor en una pista que es la más difícil para mi, cubierta y del material que es esa superficie, no por lo que sucedió el año pasado. Me preocupa ser mejor y demostrarlo en la pista”, dijo. EFE.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.