Ramon Llull se exhibe en el Senado

La exposición sobre Ramon Llull que se ha inaugurado hoy en el Salón de Pasos Perdidos del Senado pretende promover las islas en el exterior y permite “descubrir, redescubrir y acercase a la obra y figura” del pensador mallorquín.

Francesc Antich, que ha pronunciado parte de su discurso en catalán, ha destacado la “voluntad y el empeño” del presidente del Senado, Javier Rojo por “avanzar” para que la Cámara Alta se convierta en una “verdadera institución representativa de las comunidades”.

En este sentido, ha agradecido a Rojo que haya ofrecido a Baleares la posibilidad de que la representatividad de las islas “se manifieste también en forma de arte y cultura” y ha resaltado la importancia de que se asocie a Baleares con su máximo referente cultural”, que es Llull, el cual es “muy conocido y estudiado en Alemania e Italia”, pero “menos” en España.

Antich ha comentado que la exposición sobre Llull “hace honor a la condición viajera de su inspirador” y ha recordado que la misma ya ha viajado a Berlín, Moscú y pronto irá a Grecia.

La exposición cuenta con 66 cuadros de artistas baleares inspirados en versículos del filósofo, teólogo, poeta y beato mallorquín (1232-1316).

El presidente del Senado, Javier Rojo, ha mostrado el “honor” de la Cámara Alta en acoger esta exposición de pinturas y obras gráficas realizadas por 66 artistas para “reflejar de manera exquisita” el libro de Ramón Llull “El amigo, el amado”.

Ha dicho que se trata de una exposición “oportuna, de gran calidad pictórica y técnica, que plasma en sus lienzos, tablas y telas la búsqueda espiritual de Dios en lo más profundo del ser humano a través del amor”.

“La obra de Llull nos embarca en un viaje íntimo en el que se pretende alcanzar el concepto de un Dios que se mueve en lo difuso pero que nos empuja a vivir la vida desde el amor al prójimo, al amigo”, ha manifestado Rojo.

El presidente del Senado ha recordado que Ramón Llull “dejó a su familia y abandonó sus bienes para dedicarse por entero al apostolado” y “sumergirse en una vida de místico” dedicada a la evangelización y a las misiones.

“No es necesario, en mi opinión, compartir el fervor religioso de Llull o las distintas creencias de los artistas que han traducido los versículos del escritor mallorquín en obras de gran valor pictórico para poder disfrutar de esta exposición que hoy inauguramos en el Senado”, ha concluido.

La muestra estará en el Senado hasta finales de octubre y después partirá hacia Grecia. EFE

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.