La gripe se espera que sea “menos severa” que el año pasado

La Conselleria de Salud y Consumo dispone de 184.800 vacunas para comenzar este viernes la campaña de vacunación contra la gripe estacional en Baleares, una enfermedad que, por su comportamiento en el Hemisferio Sur, se prevé que esta temporada sea “menos severa” que el año pasado.

El conseller de Salud y Consumo, Vicenç Thomàs, ha presentado hoy en una rueda de prensa la campaña que durará hasta el 30 de noviembre y ha indicado que la población diana incluye a quienes se vacunaron el año pasado contra la gripe A, que tienen que volver a vacunarse este año contra la estacional.

La responsable de la campaña, la doctora Eugenia Carandell, ha explicado que como es habitual la vacuna contra la gripe estacional contiene tres cepas, con la novedad de que este año una de ellas es contra la gripe AH1N1. Las otras dos son un virus B y otro A.

Carandell ha detallado que, los datos sobre el comportamiento de la epidemia en el Hemisferio Sur indican que “ha habido una epidemia menos severa que el año pasado” y la previsión es que se comporte igual en el Hemisferio Norte. La gripe de este año se compone de “virus mixtos”, con el de la gripe A y otros.

Salud y Consumo distribuirá 150.000 dosis de vacuna en Mallorca, unas 20.000 en Ibiza y Formentera, y 15.000 para Menorca, en una campaña que costará 1.071.000 euros y cuya intención es “cubrir el máximo de vacunaciones y llegar al máximo de personas incluidas en algún grupo de riesgo”, según ha dicho Thomàs.

La vacunación es gratuita para los grupos de riesgo habituales -mayores de 65 años, residentes en instituciones geriátricas, adultos y niños que tengan enfermedades crónicas (pulmonares, renales o cardíacas, inmunodeprimidos y diabéticos)-, pero este año se incluye también a la población objetivo de la gripe A cuyo virus “sigue circulando”.

Se pueden vacunar las personas afectadas de obesidad mórbida, que sufran algún tipo de deterioro cognitivo, embarazadas (independientemente del trimestre en el que se encuentren) y personal de los servicios esenciales para la comunidad (personal sanitario, de residencias geriátricas y de discapacitados, cuidadores de enfermos, policía, bomberos y protección civil).

Además se repartirán vacunas en centros penitenciarios, hogares de ancianos, mutuas de trabajo y geriátricos y se aconseja vacunarse a quienes viajen a países afectados por gripe aviar y a quienes trabajen en granjas avícolas.

Para la campaña se han enviado 112.000 cartas a personas que forman parte de grupos de riesgo y 55.000 mensajes de móvil.

Carandell ha informado de que durante la campaña de vacunación antigripal del año pasado se vacunó a 140.272 personas en Baleares, con una cobertura del 59,16% de la población de riesgo.

Por islas, en Mallorca se vacunaron 115.076 personas, un 58,89% de cobertura; en Menorca, 9.912, con un 55,44%; y en las Pitiuses 15.284, un 64,18%.

Contra la gripe A, en Baleares se vacunaron 40.890 personas, con un índice de cobertura del 25,38%. En Mallorca fueron 33.618, con un 25,25%, en Menorca 1.937, con un 17,60%; y en las Pitiuses 5.235, con un 31,51% de cobertura.

En la gripe estacional hubo un elevado alcance de vacunación hacia la población diana, y en gripe A, los resultados fueron “parecidos a otras comunidades autónomas”, según Carandell. Thomàs ha recordado que sobraron unas 128.000 dosis contra la gripe A, que en agosto se retiraron y se enviaron a la Península para que se eliminaran.

La directora general de Salud Pública, Margalida Buades, ha explicado que este año permanecerá activa también una red centinela formada por 34 médicos que aportarán datos semanalmente para analizar la evolución de la epidemia de gripe y recoger muestras que se envían al Centro Nacional de Epidemiología.

Buades ha aconsejado que, en caso de encontrarse mal, los ciudadanos deben acudir a su centro de salud, PAC o llamar al 061, y evitar las urgencias de los centros hospitalarios.

Ha recordado que la gripe es un proceso vírico y por tanto no es eficaz tomar antibióticos para combatirlo. Ha aconsejado también extremar la adopción de medidas higiénicas para evitar la transmisión, como lavarse frecuentemente las manos y cubrirse la nariz y la boca al estornudar. EFE

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.