Zapatero se asegura los presupuestos de 2011 con PNV y CC

El acuerdo alcanzado por el Gobierno con el PNV y Coalición Canaria (CC) no sólo le permitirá sacar adelante los presupuestos para 2011, sino que le garantizará la estabilidad política para el resto de la legislatura al asegurarse el apoyo parlamentario a nuevas iniciativas económicas.

El pacto con el PNV, que incluye el traspaso de veinte competencias al País Vasco, fue anunciado por el portavoz parlamentario del PSOE, José Antonio Alonso, quien destacó que el acuerdo es “bueno para todo el país” y permitirá dar un mensaje de confianza en la economía española.

Según el presidente del PNV, Iñigo Urkullu, se trata de un “paso determinante” para transferir la totalidad de las competencias contempladas en el Estatuto de Gernika, pero no implica el respaldo de su partido a iniciativas socialistas en el Congreso.

Urkullu insistió, en una rueda de prensa en Bilbao, en que se trata de un pacto presupuestario, así como que la intención del PNV en esta negociación, ha sido “la defensa de lo mejor para Euskadi” y ha negado que hayan buscado “ser el salvavidas de Zapatero”

Del acuerdo con CC no se conocen los detalles, de los que hablarán el próximo lunes en el Palacio de la Moncloa el jefe del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, y el presidente de Canarias, Paulino Rivero.

Para el PP “es difícil de entender” el apoyo al Ejecutivo por parte del PNV y CC, partidos a los que ya considera corresponsables del agravamiento de la crisis económica al que conducirá la aprobación de unos Presupuestos que “no sirven para crear empleo”.

Así lo aseguró la vicesecretaria de Organización del principal partido de la oposición, Ana Mato, para quien el mencionado acuerdo pone de manifiesto que a Rodríguez Zapatero “sólo le interesa mantenerse en el poder”.

Con el respaldo del PNV y CC el Gobierno no encontrará trabas para aprobar iniciativas económicas que considera estratégicas, como la Ley de Economía Sostenible, después de que en el pasado se haya quedado solo para sacar adelante otras reformas, como la del mercado laboral.

El Ejecutivo también espera contar con el apoyo de estas formaciones políticas en la reforma del sistema de pensiones, según confirmaron fuentes gubernamentales, si bien Alonso dijo en rueda de prensa que este asunto se mantendría en el seno del Pacto de Toledo.

No obstante, en lo que respecta a la congelación de las pensiones contributivas en 2011, el portavoz socialista dijo que el apoyo del PNV está “fuera de toda duda”, a pesar de que los nacionalistas vascos han apoyado algunas de las doce resoluciones aprobadas por el Parlamento instando al Gobierno a retirar dicha congelación.

El respaldo del PNV se ha logrado a cambio del traspaso de 20 competencias (tres en 2010 y 17 en 2011), lo que supone un “acelerón” al Estatuto de Gernika, aunque no un desarrollo íntegro del mismo.

No se traspasará la competencia sobre prisiones ni las políticas pasivas de empleo ni las transferencias que puedan afectar a la caja única de la Seguridad Social, aunque PSOE y PNV se han comprometido a “seguir explorando” las materias pendientes.

Entre las cesiones, Alonso señaló las políticas activas de empleo, la Inspección de Trabajo en lo que tiene que ver con las competencias sociolaborales del Gobierno vasco, las políticas de formación del Instituto Social de la Marina, el tráfico marítimo o las agencias de viajes.

Los traspasos se concretarán en el seno de una comisión mixta paritaria que contará con tres miembros del PNV y otros tres socialistas, de los cuales “al menos” dos procederán del PSE, en tanto que previsiblemente el tercero será el secretario general del grupo parlamentario socialista, Eduardo Madina.

Alonso subrayó que los socialistas vascos han estado informados en “tiempo real” del transcurso de las negociaciones con el PNV y que en el PSE están satisfechos con el acuerdo, del que ayer Rodríguez Zapatero informó personalmente al lehendakari Patxi López.

Además de la cesión de competencias, los socialistas se han comprometido, entre otras cosas, a promover una iniciativa legislativa para que la denominación oficial de las provincias vascas esté también en euskera, así como a dar representatividad a la Hacienda Foral en los grupos de trabajo del Ecofin. EFE

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.