Rajoy ve al Gobierno y al PNV como “un sindicato de intereses particulares”

El presidente del PP, Mariano Rajoy, ha denunciado hoy la consecución del pacto del Gobierno y el PNV para salvar los Presupuestos de 2011, que también apoya Coalición Canaria, por tratarse de la obra de “un sindicato de intereses particulares” que atentan contra el interés general.

Rajoy ha clausurado en Canarias la reunión interparlamentaria de su partido, marcada por el acuerdo que ayer ultimaron y dieron a conocer el PSOE y el PNV, y que los cargos del PP censuraron desde el primer momento.

La suya ha sido una intervención casi en exclusiva dedicada a la economía, excepto una alusión a la política exterior y algunas a la “enorme incompetencia” del Gobierno y a la buena situación del PP, al que favorecen las encuestas pese a “los inevitables problemas de cualquier organización”.

Si en la apertura de la interparlamentaria los populares dirigieron sus críticas a los nacionalistas vascos y a los canarios, valedores de otro acuerdo con el Gobierno que refuerza al apoyo a las cuentas públicas, hoy el líder del PP y el vicesecretario nacional, Javier Arenas, las han enfocado en el Gobierno y en su presidente, José Luis Rodríguez Zapatero.

Otro que no se la librado ha sido el lehendakari, Patxi López, a quien Rajoy ve como el gran “perjudicado” por haberse quedado fuera y situarse ahora en “una posición de enorme debilidad”.

Según ha señalado, Zapatero, con ese pacto, “transmite el mensaje de que el que cuenta es el PNV”, y no el PSE, el partido que con la ayuda de un acuerdo con los populares vascos logró romper la hegemonía de los nacionalistas en la Lehendakaritza.

Pero en la estrategia del presidente del Gobierno Rajoy atisba ya el desenlace, pues “pasó en el debate del Estatuto de Cataluña” hace unos años, cuando Zapatero desbloqueó la negociación del texto a través de una reunión con el líder de CiU, Artur Mas, en detrimento de Pasqual Maragall, entonces al frente de la Generalitat.

“Al final, como con Mas, Zapatero engañará al PNV”, ha sentenciado Rajoy.

Ha criticado igualmente la motivación del pacto, ya que, en su opinión, el objetivo de los socialistas, y en concreto de su jefe, es continuar “un año más en el poder haciendo daño”, en tanto que la pretensión de los nacionalistas, además de debilitar a López, consiste en recabar “unas transferencias más que discutibles”.

Para el presidente del PP, lo deseable en los pactos presupuestarios, que considera razonables cuando el Gobierno carece de mayoría parlamentaria, es la búsqueda del interés general, en este caso y en la actual coyuntura, “atajar la crisis y crear empleo”.

Pero nada de eso está en el acuerdo del Gobierno con el PNV, según su criterio, pues los “perjudicados” que “quedan fuera” son “las personas en paro, los pensionistas, las pymes, los funcionarios, los inversores, los autónomos y los españoles”.

Los nacionalistas vascos, por tanto, deberán explicar a los pensionistas de Euskadi porqué exigieron hace meses al Gobierno que echara marcha atrás en su intención de congelar las pensiones y ahora, en el acuerdo, no lo piden.

También ha vertido críticas sobre Coalición Canaria, partido que, a su juicio, “no gana nada” con su acuerdo y que, además, no ha planteado mejoras económicas para los ciudadanos de las islas.

Salvo una breve mención a las relaciones con Venezuela y Gibraltar para afirmar que a España “se le humilla por la incompetencia de su Gobierno”, el presidente del PP ha efectuado un discurso muy pendiente de la crisis económica.

A su juicio, el balance de los últimos seis años de Zapatero es el empobrecimiento del país y la pérdida de competitividad.

Rajoy, asimismo, ha aprovechado la ocasión para proclamar la candidatura en Canarias de José Manuel Soria para las elecciones de mayo de 2011, cuyo trabajo ha elogiado y al que ha recordado las causas judiciales que le instruyeron. “Hay que saber distinguir y tener las ideas claras, al final la verdad se termina imponiendo”, ha concluido. EFE

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.