Rajoy acusa al Gobierno de “pagar por aparentar que tiene mayoría parlamentaria”

El líder del PP, Mariano Rajoy, criticó hoy los pactos presupuestarios del Gobierno con el PNV y CC por considerar que el Ejecutivo paga por aparentar que tiene mayoría parlamentaria cuando lo que hace es prolongar la decadencia de su presidente, José Luis Rodríguez Zapatero.

Durante su intervención en el debate de totalidad de los presupuestos generales del Estado de 2011, Rajoy repitió una demanda que ya hizo en el último debate sobre el estado de la nación, la de elecciones anticipadas.

Así, afirmó que los ciudadanos saben cómo conseguir la recuperación económica, pero eso “lo harán sin duda en cuanto se les permita decidir”.

Rajoy comenzó su intervención denostando los pactos del Gobierno con el PNV y CC, en el primer caso “un misterio rodeado de sombras” que exige explicaciones por parte de Zapatero, entre otras causas por lo que afecta al lehendakari, a Patxi López, del PSE. “No deja de ser una paradoja que el actual lehendakari pueda esperar hoy más lealtad del PP que de su propio partido”.

Tildó a los nacionalistas canarios de “malos interlocutores”, puesto que han aceptado unos presupuestos que incluso rebajan la aportación del Plan Canarias.

En su opinión, los presupuestos son “una incongruencia”, ya que no son ni sociales, ni austeros, ni fiables, y por tanto, no resultan “el instrumento adecuado” para lo que dice el Gobierno que se pretende.

Además, señaló, que generarán más paro y más deuda, aumentarán los impuestos y los recortes sociales, y reducirán las inversiones.

En definitiva, “son perniciosos por sus contenidos, por nacer de espaldas a la realidad, por responder a los apremios de un Gobierno al que intranquiliza su propia supervivencia”.

Y sentenció que el Ejecutivo tiene “una mentalidad de náufrago y no lo ve” porque “ya no piensa más que en sobrevivir”.

Sobre el contenido de los presupuestos, el líder del Partido Popular aseguró que “son la expresión numérica del rotundo fracaso de la política económica” del Ejecutivo, una política que, según sus palabras, resta capacidad adquisitiva a los pensionistas, reduce el sueldo de los funcionarios, arruina a centenares de miles de pymes y autónomos y ahuyenta la esperanza de encontrar trabajo a los parados.

Tras recalcar que con estos presupuestos España es más pobre y menos competitiva, subrayó que la situación actual “no es un castigo de una maldición bíblica”, sino “consecuencia de los engaños, la parsimonia y los desaciertos” del Gobierno.

Ha rechazado que estas cuentas propicien la recuperación, ya que se caracterizan porque debilitan la protección social, aumenta los impuestos, perjudican la actividad productiva, castigan a las clases medias, “y lo más sangrante de todo -dijo- dan el hachazo a quienes ya no tienen que defenderse”, los pensionistas.

En este sentido, criticó que el Gobierno haya roto uno de los “acuerdos más valiosos” en materia social, el que permitió a los pensionistas la tranquilidad de saber que sus ingresos se revalorizarían según el incremento el coste de la vida. EFE

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.