Zapatero quiere un Gobierno con “quince portavoces”

El jefe del Ejecutivo, José Luis Rodríguez Zapatero, ha pedido hoy a sus ministros, en la primera reunión del Gabinete tras su remodelación, que expliquen lo que hacen sus departamentos, pero también la acción conjunta, porque quiere un Gobierno con “un presidente y quince portavoces”.

Así lo ha trasladado a los periodistas el vicepresidente primero y portavoz del Gobierno, Alfredo Pérez Rubalcaba, quien en su primera rueda de prensa al frente de esta responsabilidad ha explicado que el objetivo de Zapatero es comprometer “al máximo” a los ciudadanos en un proyecto reformista “del que depende -ha dicho- nuestro futuro y nuestro bienestar”.

Ha relatado que el “punto central” de la reunión de esta mañana ha sido el informe del presidente del Gobierno sobre las circunstancias que vive España, donde han desaparecido -ha dicho- las incertidumbres financieras, políticas y presupuestarias que no ayudaban a la recuperación del país, que se encuentra ahora en una posición “sólida”.

Así, el Ejecutivo, una vez asegurada su “estabilidad política hasta final de la legislatura”, se centrará en la recuperación económica y en la creación de empleo con una acción basada en tres ejes: la austeridad, las reformas pendientes y la cohesión social, ha indicado Rubalcaba.

Ha explicado que en el debate sobre la situación política han intervenido todos los ministros y ha enviado un mensaje a los ciudadanos: “que sepan que este Gobierno tiene confianza en que saldremos adelante”.

Esta confianza, ha dicho, es la que el nuevo Gabinete de Zapatero va a transmitir a los ciudadanos, que deben saber que se está iniciando la recuperación económica, un proceso que no será fácil y en el que quedan “momentos duros y difíciles”, ha apostillado Rubalcaba.

Sobre las reformas pendientes, ha destacado la importancia de la energética y la de las pensiones y ha insistido en que la cohesión social seguirá siendo una seña de identidad que no se va a abandonar, como demuestra el porcentaje del presupuestos dedicado al gasto social.

El vicepresidente primero ha explicado que Zapatero ha procurado introducir en el nuevo Gobierno a gente con experiencia política y con capacidad de comunicación, fundamental para dar a conocer las citadas reformas pendientes, algunas de las cuales suponen “sacrificios” para los ciudadanos, a los que hay que comprometer con la acción del Ejecutivo.

“Gobernar no es pedir un cheque en blanco a los ciudadanos”, ha añadido Rubalcaba, quien ha subrayado que el Ejecutivo no puede renunciar a explicar lo que hace. EFE

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.