Antonio Banderas anima a los jóvenes a no abdicar del futuro por la crisis

El actor Antonio Banderas ha recibido esta noche una Espiga de Oro honorífica como reconocimiento del Festival de Valladolid a su trayectoria, que ha dedicado a los jóvenes que intentan abrirse paso profesionalmente en los tiempos que corren, a quienes ha invitado a ser “persistentes”.

“En este mundo confuso, violento y muy difícil que nos ha tocado vivir, quiero dedicar este premio a la gente joven, a todos los que han terminado una carrera o que encuentran problemas para desarrollarse profesionalmente”, ha manifestado un emocionado Banderas tras recibir el galardón de manos de Imanol Arias y Juan Diego.

Para que “nunca dejen de soñar, que sean persistentes, que se la jueguen: la palabra imposible no existe. Si Banderas (ha dicho de sí mismo) se marchó a Estados Unidos con el dinero de la venta de una moto vieja y lo ha estirado durante 21 años, cualquiera puede conseguirlo”, ha añadido el actor malagueño, de 50 años.

Recién llegado de Toledo, donde rueda a las órdenes de Pedro Almodóvar “La piel que habito”, se ha acordado del recientemente fallecido Manuel Alexandre, a quien recuerda como “un hombre bueno, lo cual en los tiempos que corren no deja de ser algo extraordinario, no es fácil”.

“Nunca fue un secundario, sino un actor, un hombre bueno y una parte de este premio es para él”, ha insistido antes de recordar a los también fallecidos Miguel Delibes, un escritor que “elevó muy alto el nombre de esta tierra”, y también a Claude Chabrol, la última voz de la Nouvelle Vague francesa, que fue “un gran director”.

Los premios como el que hoy ha recibido en el Festival de Valladolid, donde en 1989 ya recogió el del mejor actor de manos de José Luis López Vázquez por su participación en “La blanca paloma” (1989), “estimulan, nos ayudan en nuestra carrera para seguir creyendo que comunicamos con la gente”, ha manifestado.

No ha olvidado a Pedro Almodóvar, quien le hizo debutar en “Laberinto de pasiones” (1982) y que ha evocado como “una persona que, con todas sus dificultades y rarezas, ha significado mucho en mi carrera”.

La ceremonia inaugural ha comenzado con una batukada y bailes brasileños en honor a Brasil, el país invitado en esta edición en la que se proyectarán 103 largometrajes y 47 cortos.

Las personas relacionadas con el cine que han fallecido este año han tenido un recuerdo en una gala donde han recibido una emocionada ovación los actores Manuel Alexandre, José Luis López Vázquez y Antonio Ozores, y el novelista Miguel Delibes.

Los festivales como refugio e impulso para el cine de autor, el que se hace al margen de los grandes estudios y presupuestos, ha sido la defensa que ha hecho en su carta el director del festival, Javier Angulo, que ha leído la madrina de esta edición, la actriz Pilar López de Ayala.

Un abarrotado Teatro Calderón ha acogido la ceremonia de apertura de la 55 Semana Internacional de Cine de Valladolid (Seminci), donde se ha proyectado con un gran recibimiento el filme “También la lluvia”, de Icíar Bollaín.

A la entrada de la gala se ha concentrado un grupo de personas portadoras de pancartas con consignas en contra del alcalde de Valladolid, Francisco Javier León de la Riva, por las declaraciones que hizo días atrás sobre la nueva ministra de Sanidad, Leire Pajín. EFE

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.