El Gob dice que la reforma de la Playa de Palma oculta un crecimiento urbanístico enmascarado

La organización ecologista Gob ha criticado hoy que el plan de revalorización integral de la Playa de Palma supone un crecimiento urbanístico enmascarado, al incrementar el suelo urbano de 105,93 hectáreas respecto a lo que estipulan los planes generales de ordenación urbana (PGOU) de Palma y Llucmajor.

El Gob se ha mostrado de acuerdo con la necesidad de reconvertir los espacios urbanos degradados en dicha zona y ha valorado que además se planee hacerlo con criterios medioambientales, pero ha asegurado en un comunicado que considera que a pesar de los principios que respaldan al proyecto, también oculta un crecimiento enmascarado.

La entidad critica que el PRI permita considerar urbano el suelo “legalmente sometido al proceso de integración en el tejido urbano”, que tenga “todos los servicios urbanísticos básicos” o se encuentre comprendidos en áreas consolidadas por la edificación de la Ley de Medidas Urgentes para el desarrollo territorial sostenible.

En concreto, la autorización para urbanizar afecta a 27,64 hectáreas que permitirán la ampliación de la urbanización de Bellavista (7,41 Ha) y el sector de Ses Fontanelles II (5,17 Ha), donde además habrá un centro comercial de 39.696 metros cuadrados que en opinión del Gob “alteraría la estructura territorial y urbana del ámbito, para atraer tránsito y concentrar usos”.

También critica el mantenimiento o nueva clasificación como suelo urbanizable de un total de 75,02 hectáreas que condenan las actuales cuñas verdes de La Porcíncula y el Torrent dels Jueus, así como la parte trasera de Can Pastilla y S’Arenal todavía no urbanizada.

El Gob considera que dichos potenciales crecimientos demuestran la deriva de los gobiernos progresistas hacia “la aplicación de viejas recetas de crecimiento urbanístico, enmascaradas de retórica engañosa”.

Para la entidad conservacionista las promesas de “desarrollo sin crecimiento urbanístico” contrastan con los planes de ampliar la oferta turística con “catedrales turísticas” como la construcción de un Centro del Mediterráneo en Can Pastilla, o un centro de alto rendimiento deportivo en las canteras.

La organización asegura estar a favor de otras medidas incluidas en el PRI como el esponjamiento, la creación de espacios libres públicos, la disminución de plazas turísticas, la decisión de que los establecimientos hoteleros no puedan hacer cambios de uso o el reaprovechamiento de los inmuebles ya edificados aplicándoles medidas de ahorro de energía y materiales.

Según el Gob, si todas esas medidas se aplican, la reconversión lograría detener la presión sobre los espacios naturales y rurales amenazados por el nuevo crecimiento urbanístico.

La organización ecologista también considera positiva la nueva clasificación como suelo rústico de zonas de suelo urbanizable no programado en Son Fangós, Parcel·les y Ses Cadenes, y de Ses Fontanelles. EFE

COMPARTIR

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.