Detienen a un estafador inmobiliario en el aeropuerto de Palma

La Policía Nacional ha detenido en el aeropuerto de Palma a un ciudadano portugués de 23 años, que actuaba como intermediario en España de un grupo internacional, por estafar 15.000 euros a promotores inmobiliarios a quienes la red ofrecía financiación para construir viviendas.

El detenido, con residencia en Baleares, tenía una “cartera de clientes” cercana a las 40 personas en varias comunidades autónomas, informa la Dirección General de la Policía.

Este grupo especializado en el timo del “Rip-Deal”, modalidad en la que los timadores se presentan como un grupo financiero extranjero interesado en invertir o prestar capital, ofrecía a través de anuncios en Internet prestamos de hasta 1.000.000 de euros para la construcción de las viviendas.

Los empresarios interesados sólo tenían que suscribir un “inexistente” seguro de impago por un valor cercano al 10 por ciento de la cantidad prestada, tras lo que recibían en efectivo y en billetes falsos el dinero solicitado.

Responsables de una empresa mercantil española llegaron a viajar a Milán, donde, en un ambiente de lujo, los timadores les entregaron una bolsa con billetes falsos a cambio de 15.000 euros en efectivo.

Las investigaciones comenzaron en Jaén, cuando dos empresarios de esta provincia, que requerían financiación para terminar unas obras, conocieron a través de Internet la existencia de una “gestoría” que podría facilitarles el efectivo que necesitaban.

Tras contactar con la supuesta financiera, a través de un representante en España, sus integrantes exigieron el envío del proyecto y cumplir otra serie de requisitos para estudiar su viabilidad.

Una vez remitida la documentación, los empresarios fueron citados para una entrevista en Milán, y al llegar al aeropuerto un conductor que les esperaba les trasladó a bordo de un vehículo de alta gama hasta un restaurante de lujo.

Allí conocieron al “administrador” de la sociedad, quien les aseguró la financiación, siempre que se adelantara un “seguro” que cubriera posibles impagos.

Tras esta exigencia se citaron para otra entrevista, en la que los supuestos gestores entregaron una bolsa con 250.000 euros falsos a los empresarios a cambio de 15.000 euros en efectivo.

Cuando los empresarios comenzaron a sospechar, los estafadores huyeron con el dinero de curso legal.

Los investigadores localizaron a la persona que hacía de intermediario en España del grupo de estafadores y ubicaron su residencia en Baleares, tras lo que desplegaron un operativo policial que permitió su detención en el aeropuerto de Palma.

Las investigaciones han sido desarrolladas por agentes de la Brigada Provincial de Policía Judicial de Jaén con la colaboración de agentes del puesto fronterizo de Son Sant Joan de las Islas Baleares y de la comisaría de Tenerife.EFE

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.