Sebastián Escarrer pide un Ministerio de Turismo

El vicepresidente de la cadena hotelera Sol Meliá, Sebastián Escarrer, pidió hoy la creación de un Ministerio de Turismo, al igual que existe en otros países en los que el sector tiene un peso importante, y criticó la superposición administrativa y las trabas para abrir un negocio.

En declaraciones a la prensa tras la clausura del XIII Congreso de la Empresa Familiar, Escarrer explicó que a través de la patronal Exceltur pedirán a todos los partidos políticos que incluyan en sus programas electorales un apartado especial para el turismo, con la creación de un Ministerio específico o al menos una secretaria de Estado.

El turismo, dijo, es “uno de los pocos sectores que puede crear empleo” y necesita “liderazgo y coordinación”, algo a lo que no ayuda la duplicidad de las administraciones y los diferentes requisitos que establecen una autonomía frente a otras.

Minutos antes, durante su participación en un coloquio ya había criticado las dificultades para abrir un hotel dependiendo de una región u otra o los distintos criterios a la hora de determinar la categoría de un establecimiento.

Unas trabas que relacionó con la “gran lacra” del clientelismo político y el despilfarro y las duplicidades que ha habido en los últimos años y que han hecho que en España haya un 20% de la población activa que son funcionarios.

Esa proporción “no es sostenible” para ningún país y “menos” para un país que como España “está viviendo por encima de sus posibilidades”.

Escarrer informó también de que Exceltur está intentando que en los presupuestos haya una serie de enmiendas y ayudas al sector, que recordó, ha hecho importantes inversiones cuando se les obligó a separar espacios de fumadores y no fumadores y ahora, al cambiar la ley ni siquiera se les subvenciona.

Es un “sinsentido”, al igual que subir las tasas aéreas por encima de la inflación cuando España es uno de los países europeos que las tiene más altas.

También reprochó cualquier iniciativa que penalice al sector, como puede ser la aplicación de tasas turísticas, aunque justificó la intención de algunas autonomías -citó a Cataluña- porque “los turistas no votan”.

Junto a Escarrer, participaron en el coloquio sobre la empresa en una economía global el presidente de la petrolera Repsol YPF, Antonio Brufau, y el consejero delegado de Osborne, José Félix Gálvez.

Ante un auditorio con más de 400 empresarios familiares, Brufau mostró su confianza en las compañías medianas españolas, por su trayectoria ya que a las grandes empresas, entre ellas Repsol, “nos pueden hacer una opa”, argumentó.

En la actual coyuntura, el presidente de la petrolera abogó por cambiar la forma de ver los negocios y por la “internacionalización cultural”, necesaria para aprovechar el talento, que muchas veces está en otros países.

En el caso de Repsol, dijo, hay unas 3.000 personas con un contrato internacional que deben ir adonde la empresa les pide que vayan.

Por su parte, el consejero delegado de Osborne explicó que la crisis ha abierto a la compañía un camino que desconocía, porque si antes competían con distribuidores en mercados exteriores, ahora se ha abierto una nueva forma de trabajar en otros países, a través de socios, fusiones o acuerdos de colaboración.EFE

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.