El PP recurre ante el Constitucional la prohibición de los toros en Cataluña

El PP ha presentado hoy un recurso ante el Tribunal Constitucional contra la ley que prohíbe las corridas de toros en Cataluña a partir de enero de 2012, al considerar que esta norma “invade competencias estatales” y es “inconstitucional”, ya que las comunidades autónomas “no tienen facultad para prohibir la tauromaquia”.

El recurso de inconstitucionalidad, presentado por el portavoz del PP en el Senado, Pío García-Escudero, con la firma de cincuenta senadores de este partido, argumenta que la ley aprobada en el Parlamento de Cataluña el pasado 3 de agosto “incumple cerca de una docena de artículos da la Constitución”.

A la salida del Alto Tribunal, García-Escudero ha asegurado que el recurso “está bien fundamentado”, y se ha mostrado convencido de que “saldrá adelante”, asegurando que el Constitucional se pronunciará acerca de su admisión a trámite antes de tres meses, “y este último dato ya habrá que considerarlo muy positivo”.

El portavoz popular, que acudió al registro del Constitucional acompañado de la portavoz adjunta de su partido en el Senado, Rosa Vindel, precisó que la ley en cuestión “vulnera derechos y libertades de los ciudadanos”.

Otra puntualización de García-Escudero ante los periodistas a la salida del Tribunal fue que “reconocido el carácter cultural de ‘la Fiesta’ en diversas leyes, la prohibición rompería principios constitucionales básicos de acceso a la cultura”.

El portavoz del PP en el Senado aseguró también que “esta prohibición es un alarde de incoherencia, porque, paralelamente se permiten los festejos con toros”, aludiendo a los espectáculos de ‘correbous’ o toros de las calles que posteriormente a la aprobación de la referida ley quedaron blindados por el mismo parlamento catalán.

“El recurso presentado hoy está fundamentado sobre bases estrictamente de derecho”, insistió García-Escudero, para añadir que “tampoco se puede pasar por alto que la Fiesta de los Toros es un fenómeno nacional, cultural, histórico, social, económico e industrial”.

Y de ahí que además de la cuestión competencial, el recurso alude a los toros como actividad empresarial, lo que llevaría a considerar que su prohibición rompe con la unidad de mercado, al tiempo que analiza esa vertiente cultural de la tauromaquia.

En el breve encuentro con los periodistas a la salida del Tribunal Constitucional, el senador Popular dijo finalmente que “el trasvase de la Fiesta de los toros del ministerio de Interior al de Cultura debería ser más, declarándolo bien de interés cultural y con la integración de este espectáculo en el INAEM (Instituto Nacional de las Artes Escénicas y de la Música, como está la música o la danza”.

Esta defensa de las corridas de toros en Cataluña que hace el Grupo Popular en su recurso alude también al “derecho comunitario, que reconoce expresamente los valores de ‘la Fiesta’, y recoge la tauromaquia como una excepción al régimen general de tutela en materia de bienestar animal”.

También en el recurso de los populares se explica que hay un principio constitucional no escrito, “el de la unidad del orden económico nacional”, que estaría contravenido por la decisión del Parlamento de Cataluña.

Y así, al considerar que “la actividad taurina constituye un mercado económico propio, de producción de bienes y servicios, que se configura como un sector económico de primera magnitud (…) es evidente que una norma prohibitiva es un elemento distorsionador y desequilibrante del mercado, que afecta a otros territorios e intereses diversos”. EFE

1 Comentario

  1. Pareix mentida que a un país teòricament civilitzat encara existeixi sa posibilitat de matar un animal en public de manera cruenta. Si ja no tiren cabres des d’un campanar, tampoc hauríen d’atravessar toros amb espases i pinxos. Ses tradicions, siguin festes, rituals o el que sigui, s’han de anar modificant amb el pas del temps, adaptant-se als usos de cada època. Ja no es permeten ses bregues de galls, o de cans, per què s’hauríen de permetre aquestes barbaritats amb els toros?

    Sa gent que defensa aquesta pràctica (al constitucional o al bar d’es cantó) o be ho fa per s’espanyolitat de “la fiesta”, o perquè no ha assolit encara el nivell de civilització al que s’ha ja han arribat a altres bandes del món.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.