Se publican los poemas y la prosa de juventud de Paul Celan

Considerado el mayor poeta de posguerra en lengua alemana, Paul Celan, judío, de origen rumano, superviviente, a medias, del nazismo, hubiera cumplido el pasado 23 de octubre 90 años si no se hubiera lanzado al Sena en 1970. Ahora un libro con poemas y prosa de su juventud arroja luz sobre su vida y obra.

“Poemas y prosa de juventud” es el título de este volumen, del que hasta ahora sólo se conocían fragmentos en publicaciones dispersas y que sale a la calle esta semana, publicado por Trotta, la editorial que ya sacó sus “Obras Completas” en 2009; “Los poemas póstumos”, en 2003, y “La correspondencia con Nelly Sachs”, en 2007.

Se trata de un libro que, editado por Bárbara Wiedemann y traducido por José Luis Reina Palazón, contiene todo el material que Paul Celan, que nació en 1920 en la ciudad austrohúngara de Czernorwitz (actual Rumanía) escribió antes de marcharse a París.

Los poemas de juventud que publicó el propio Celán están incluidos en un volumen de sus Obras Completas. Otro poemario manuscrito de 1944, para su amiga de juventud Ruth Kraft, también se publicó como facsímil con transcripción con el título “Gedichte 1938-1944”; mientras que otros poemas sueltos y textos de prosa se publicaron sin autorización en revistas, sobre todo en Rumanía.

El resto de los textos sólo se podían encontrar en la biografía de la juventud del poeta, de Israel Chalfen.

“El fin de nuestra edición es documentar el comienzo del trabajo poético de Celan con la mayor exhaustividad posible y hacerlo disponible en su conjunto para la comprensión exacta de la obra posterior”. Así lo pone de manifiesto Wiedamnn en el epílogo del volumen.

Este periodo del trabajo del poeta, que además fue un gran traductor -aprendió hebreo por su padre, un judío sionista, y alemán por su madre, la lengua de la que haría la casa de su poesía, además del rumano, en la escuela, el ruso, el inglés y el francés que dominó y aprendió en París donde desarrolló la mayor parte de su trabajo-, se divide en tres momentos.

El primero de ellos, Celan lo denomina “País Natal”, La Bucovina. Luego vendrá su etapa entre 1945 y 1947 en Bucarest, donde se ganaba la vida como traductor del ruso al rumano, y donde publicó sus primeros poemas, bajo el nombre de “Celan”. Y la última etapa es la de Viena, una estación de paso y ciudad que Celan abandona en julio de 1948 con destino a París.

Y en este libro está uno de sus poemas más conocido, uno de los más bellos a la vez que doloroso e inquietante del poeta, “La fuga de la muerte”, escrito en 1948: “Leche negra de la madrugada la bebemos al amanecer/la bebemos al mediodía y por la mañana la bebemos de noche/bebemos y bebemos…”, escribe Celan.

Paul Celan pudo sobrevivir a un campo de trabajo en Moldavia, pero sus padres fueron víctimas de los nazis. Ambos fueron trasladados a un campo de concentración de Trasnistria, donde murieron. Un tema que siempre le persiguió y que marcó su vida y su obra. EFE

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.