Entregan al Govern 2.182 firmas contra el cobro por fondear en Cabrera

La Asociación de Navegantes del Mediterráneo (ADN) y la Asociación de Navegantes de Recreo (ANAVRE) han entregado en la consellería de Medi Ambient i Mobilitat un pliego de 2.182 firmas contra el pago por fondear en las boyas de Cabrera.

Ambas asociaciones acompañan el pliego de firmas con una carta en la que recuerdan al conseller de Medi Ambient i Mobilitat, Gabriel Vicens, la impopularidad de esta medida, cuyo solo anuncio ha creado alarma social entre los navegantes y residentes.

En el citado documento se le comunica al conseller que “En base a esta alarma social y a las reclamaciones de nuestros asociados ADN, con la colaboración de ANAVRE, ha realizado una campaña de recogida de firmas en contra de cualquier iniciativa que represente repercutir el coste de los fondeos sobre el colectivo de navegantes. En este sentido nos honra comunicarle que la campaña ha sido un éxito ya que la respuesta ha sido proporcionalmente masiva e importante. Un total de 2.182 ciudadanos ha expresado con su firma y número de DNI su rechazo a esta medida, solicitándole la no implantación de la misma”.

En la Carta, ADN solicita audiencia al conseller Vicens que “inexplicablemente”, hasta la fecha, ha rechazado recibirles para tratar el tema de Cabrera, su costoso mantenimiento, el poco operativo régimen de visitas y el precario cuidado de boyas y fondeos, que ya provocó un accidente esta pasada Semana Santa.

El Parque Nacional de Cabrera fue creado en 1991 y hasta el año pasado, en que su gestión fue transferida a la Comunidad Autónoma, dependió del Ministerio de Medio Ambiente. El coste del mantenimiento de las boyas, que ahora son competencia de la Conselleria de Movilidad y Medio Ambiente, nunca ha sido repercutido de forma directa en los navegantes.

Por su parte, el vicepresidente de la Asociación de Navegantes Mediterráneo, Francisco Sampol ha calificado de “absurda” la posibilidad de aplicar una tarifa para fondear porque el traspaso de Cabrera del Estado a la comunidad autónoma ha ido acompañada de una dotación económica insuficiente. “Si no había dinero para mantener el parque, el Govern no tendría que haber aceptado”. Recuerda, en este sentido, que cuando Madrid se hacía cargo de Cabrera, la isla era gratuita. “Una vez en manos del Ejecutivo autonómico, ya se habla de tasas”, lamenta.

El presidente de ANAVRE, Jaume Darder, ha declarado, por su parte, que su entidad se opone “frontalmente” al cobro y ha recordado que las boyas “siempre han sido gratuitas”. Darder va más allá y califica de “agresión” el anunció de cobro sobre “uno de los destinos favoritos de quienes navegamos en Baleares, incluidos los turistas náuticos”. También destaca que en ningún parque natural de España se aplican tasas por fondeo y equipara a navegantes con conductores: “Es como si tuvieras que pagar por acceder con tu automóvil a un parque terrestre”.

Según cifras hechas públicas por la Conselleria de Medi Ambient i Mobilitat, el Parque cuenta este año con un presupuesto de 3.858.407 euros, de los cuales 1.015.466 están destinados a la recogida de residuos y a las boyas, y otros 16.000 a la puesta en marcha de una web de reservas on line de permisos de buceo y fondeo.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.