La crisis aumenta en un 86% la demanda de la renta de inserción social

En los primeros nueve meses de este año 1.466 personas sin recursos económicos han percibido la renta de inserción social de 400 euros mensuales que tramita el Consell de Mallorca, lo cual supone un incremento del 86 por ciento respecto al mismo periodo de 2007.

Este es uno de los datos recogidos en el último informe sobre la demanda de asistencia social del Instituto Mallorquín de Servicios Sociales (IMAS), que pone de manifiesto que este verano se ha registrado una ligera reducción interanual del número de personas beneficiarias de las distintas prestaciones.

No obstante, el director del IMAS, Jaume Garau, ha insistido en que “los servicios sociales continúan teniendo una gran actividad” y soportando una importante presión por el aumento de la demanda a consecuencia de la crisis.

De hecho, en el análisis del Observatorio Social de la Crisis se subraya que el aumento de la atención a personas en riesgo de exclusión social “no ha ido siempre acompañado de un aumento de los recursos, por lo cual los servicios están saturados”.

Según los datos del IMAS, el incremento de las personas atendidas por los servicios sociales de atención primaria de la Mancomunidad del Pla desde 2007 es del 26 por ciento, y en Palma asciende al 48 por ciento.

El mayor crecimiento de la demanda se ha producido en el centro de acogida de Ca l’Ardiaca, con un 93 por ciento, y los usuarios de los programas de desintoxicación del Proyecto Hombre han aumentado con la crisis un 25 por ciento.

El Observatorio Social de la Crisis resalta además que uno de los colectivos más afectados por la recesión es el de “los inmigrantes que tiene que afrontar la denegación de la renovación de los permisos de trabajo y más dificultades para encontrar empleos irregulares en los casos de inmigrantes en situación de irregularidad”.EFE

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.