La economía española se estancó en el tercer trimestre

La economía española se estancó en el tercer trimestre, según el Banco de España, que confirma no obstante que el Producto Interior Bruto del país ha vuelto al crecimiento en términos interanuales, con un avance el 0,2%.

El organismo supervisor atribuye este avance nulo de la economía en términos trimestrales al retroceso del consumo por la subida del IVA y la desaparición de las ayudas a la compra de coches y a la falta de inversión empresarial por la aún elevada incertidumbre, que no se vieron compensados por la fuerte mejora del sector exterior.

Estos factores podrían haber llevado a una recaída de la economía de no haber sido por la mejora del sector exterior, según el último boletín económico del Banco de España.

El organismo que preside Miguel Ángel Fernández Ordóñez asegura no obstante que el estancamiento del tercer trimestre será transitorio y con la recuperación del consumo se volverá también a la “suave” mejora de la actividad que se había iniciado a comienzos de año.

Advierte además de que el crecimiento económico aún no va a tener la intensidad necesaria como para crear empleo.

Para que esto ocurra, considera que la aportación del sector exterior deberá seguir siendo positiva, el sector privado tendrá que mostrar un mayor dinamismo, España deberá haber saneado más sus finanzas y las reformas estructurales deberán continuar para dar confianza.

Por otro lado, el organismo supervisor augura el cumplimiento del objetivo de déficit público para este año “al menos” en lo que compete al Estado, gracias sobre todo a la “fortaleza” de los ingresos y, en menor medida, a la “incipiente” reducción del gasto público, que espera que sea mayor en lo que queda de año.

Para conseguir cumplir los objetivos de déficit en 2011, el Banco de España insiste en que debe haber un estricto seguimiento y un control riguroso de las posibles desviaciones presupuestarias en todas las administraciones públicas, que de producirse requerirán medidas adicionales.

El boletín del Banco de España reconoce que las pautas de consumo cambiaron en el tercer trimestre con la subida del IVA, en vigor desde julio.

No obstante, estima que en un futuro inmediato continuará la suave recuperación del gasto de las familias, apoyada en el aumento del ahorro, aunque afectada aún por la incertidumbre en el empleo y dentro del margen “limitado” que tienen los hogares aún en este periodo.

El boletín señala por otra parte que la inversión tampoco ha dado muestras de dinamismo en el tercer trimestre.

En este caso, la fortaleza de las exportaciones no ha podido compensar los factores que siguen lastrando los proyectos de inversión de las empresas: el mantenimiento de la incertidumbre sobre la recuperación, un crédito bancario aún muy restringido y las elevadas deudas que aún tienen.

La inversión residencial siguió moderando su caída, que ahora se estima en el 16,1% frente al 19,3% del trimestre anterior.

La mejora se atribuye a una mayor demanda de viviendas antes de que acaben los beneficios fiscales asociados a la compra de casas.

La nota más positiva de la economía la dio en el tercer trimestre el sector exterior, cuya aportación al PIB interanual fue de 1,2 puntos -frente a la caída de un punto de la demanda interna-, en un periodo en el que repuntaron las exportaciones y bajaron las importaciones.

Las ventas al exterior volvieron a crecer con fuerza gracias al fuerte avance de las economías emergentes y a la recuperación del área del euro.

El boletín económico apunta por otra parte que el empleo no da signos aún de recuperación, pero está moderando su caída. EFE

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.