Los sindicatos piden retrasar el traslado de pacientes a Son Espases

Todos los sindicatos sanitarios han mostrado hoy su “total oposición” al traslado a Son Espases el próximo 8 de diciembre, y han exigido a la Consellería de Salud que se retrase, al considerar que no se dan las condiciones necesarias para garantizar la seguridad de las prestaciones sanitarias.

“Los intereses generales deben prevalecer sobre los intereses políticos”, han subrayado en un comunicado conjunto firmado por los sindicatos de la Mesa Sectorial de Sanidad, que son CEMSATSE, CCOO, UGT, USAE y CSI-CSIF.

Los sindicatos consideran que desde el punto de vista técnico y de organización “no se dan las condiciones necesarias y pertinentes para garantizar de forma óptima la seguridad en las prestaciones sanitarias” que van a recibir los ciudadanos y pacientes de Baleares.

Además, creen que se coloca a los profesionales “en una situación de notable riesgo potencial” por cuanto que “se les obliga a asumir responsabilidades que no deberían y de las cuales se podrían derivar graves consecuencias”.

Los sindicatos explican que Son Espases, en el que trabajarán 4.000 empleados, es un hospital de gran complejidad, pues es el centro de referencia de más de un millón de ciudadanos y el hospital sectorial de más de 350.000 residentes, sin contar con los aumentos demográficos relacionados con el turismo.

Por ello han afirmado que el traslado de Son Dureta a Son Espases es un proceso “difícil” y “complicado” en el que es necesario valorar cuidadosamente muchas variables “que hay que controlar al máximo”.

Entre ellas destacan la adaptación de los profesionales a la nueva infraestructura, a los diferentes circuitos asistenciales, a los cambios de organización, la idoneidad de la instalación completa de los equipamientos específicos de cada área, y a la tecnología informática.

También hay que mejorar, según los sindicatos, la accesibilidad de los usuarios y “la insuficiente capacidad de aparcamiento”.

Los sindicatos han resaltado asimismo que el programa informático Millenium elegido por la Consellería (“a pesar de ser el peor puntuado por el comité de médicos asesores), “funciona parcialmente, con interrupciones, de forma deficiente, no ha sido asimilado y suficientemente aprendido por muchos profesionales”.

Además, han asegurado que el programa está en proceso de desarrollo en la importantísima área de críticos que incluye UCI de Pediatría y Neonatos, Reanimación y la Unidad de Cuidados Intensivo.

En el comunicado los sindicatos han subrayado que un traslado de estas características precisa “una adecuada planificación” y “un cronograma flexible y no condicionado apriorísticamente por motivos de mercadotecnia sanitaria del conseller”.

“Existe en Son Dureta un clima generalizado y compartido por la mayor parte de todos los colectivos -han afirmado- de incertidumbre, inseguridad, gran preocupación, descontento, desmotivación y ansiedad ante las condiciones actuales y el inminente traslado”. EFE

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.