El Mallorca no quiere conflictos con el Lluis Sitjar

El vicepresidente del Mallorca Lorenzo Serra Ferrer ha solicitado a las autoridades municipales que traten “con respeto y sensibilidad” el futuro del estadio que hasta 1999 albergó los partidos del club balear, y ha avanzado que el Mallorca “no quiere conflictos con el Luis Sitjar”, ya que, “le basta con los que tiene”, ha destacado.

En declaraciones realizadas en Gijón, donde el Mallorca ha disputado esta noche el partido de vuelta de los dieciseisavos de final de la Copa del Rey ante el Spórting, y que reproduce la página web de la entidad balear, Serra Ferrer ha afirmado que su reacción fue “de sorpresa” cuando supo que el Ayuntamiento de Palma iba a iniciar los trámites de derribo del viejo Lluis Sitjar.

“La reacción es de sorpresa cuando la supe. Quieras o no, también sentí algo de tristeza porque pasé parte de mi infancia acudiendo al Lluís Sitjar y a nivel personal hay una parte muy importante de mi trayectoria ligada a ese estadio”, ha explicado el vicepresidente del Mallorca.

Ha añadido que “puede” entender que haya “un principio y un final como en todo, pero hay muchísima gente que tiene una parte de sus recuerdos ligada al campo y todo esto hemos de tratarlo con respeto, sensibilidad y con diálogo, que no haya este punto de conflicto porque el Mallorca no necesita más conflicto, le basta los que tiene”, ha subrayado..

Al ser preguntado por los periodistas si el consejo de administración se había sentido engañado por el Ayuntamiento, ha respondido: “No sé si engañado. Nosotros fuimos con toda la buena fe del mundo,fuimos a presentarnos porque pensábamos que el Ayuntamiento de la ciudad en la que jugamos debía conocer cómo pensamos sacar adelante este proyecto,expusimos empezar a hablar del Luis Sitjar, la Ciutat Esportiva y de Son Moix.

Hablamos de crear una comisión para hablar de todo esto, pero antes de que se reúna ya tenemos esta decisión. Así que un poco de sorpresa y de decepción”.

Con respecto a las acciones que emprenderá el Mallorca, Serra Ferrer ha explicado que en primer lugar deben la notificación (inicio de los trámites de demolición), luego “ya estudiaremos qué hacer pero no para crear conflictos, no queremos crear problemas, sólo pedimos un poco de sensibilidad con un club que está a punto de cumplir cien años”, ha indicado. EFE

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.