El Mallorca sentencia la eliminatoria de la Copa del Rey

El Real Sporting tiró por la borda en el primer cuarto de hora del partido cualquier esperanza de eliminar al Mallorca porque encajó dos goles que le pusieron muy cuesta arriba una eliminatoria en la que había perdido 3-1 en la ida y en la que sólo pudo nivelar la contienda para igualar la vuelta (2-2).

Preciado presentó finalmente una alineación en la que mezcló titulares, cinco, y suplentes, en un intento de dar la vuelta a un marcador claramente adverso tras el 3-1 encajado en el partido de ida, mientras que Laudrup tomó la misma decisión y en las mismas proporciones pero con la clara intención de aguantar la ventaja.

El equipo inicial de los rojiblancos era, por tanto, muy diferente al del encuentro de ida ya que Preciado presentó nada menos que 9 cambios con respecto al que jugó en Mallorca, lo que daba a entender que en esta ocasión no renunciaba la Copa, como se pudo interpretar en ediciones anteriores, en las que pareció primar la lucha por la permanencia en Primera división.

Pero las intenciones sportinguistas recibieron un duro varapalo a los 10 minutos de juego, en una buena jugada colectiva del Mallorca en la que entre Pereira y Kevin llevaron el balón hasta el área pequeña, donde sirvieron a Nsue para que marcara el 0-1.

Sólo cinco minutos después se produjo un fallo defensivo de Sastre, que permitió la internada en solitario de Nsue, que, al llegar al área elevó el balón suavemente por encima de Cuéllar, que situó el 0-2 en el marcador y dejó la eliminatoria sentenciada.

Los dos goles llegaron por la banda derecha y Sastre no estuvo a la altura de lo requerido en ninguna de las dos, lo que provocó los silbidos del público, que acudió al partido en mayor número de lo esperado, ayudado por la decisión del consejo de administración de no cobrar entrada a los abonados.

El Sporting mostró su peor cara porque aunque en un principio los aficionados la tomaron con Sastre lo cierto es que el resto de compañeros no estaba mucho mejor y las pérdidas se sucedían, muchas de ellas con gran peligro, porque se producían en el centro del campo donde los baleares estaban mucho más metidos en el partido que los locales.

En una de las primeras jugadas en las que el Sporting se acercó a las inmediaciones del área visitante el balón llegó a Bilic que centró, Kevin cortó el balón con la mano y Pérez Lasa señaló un penalti que transformó de fuerte disparo el propio delantero croata, que anotó su primer gol de la temporada, que por lo menos tuvo la virtud de acallar las críticas de los aficionados.

El gol espoleó un tanto a los sportinguistas que se acercaron un poco más a la portería defendida por Lux, que, no obstante, apenas pasó por peligro alguno. Lo más, disparos lejanos que se iban directamente fuera, mientras que el Mallorca se lo empezó a tomar con más calma con el marcador claramente favorable, ya que el Sporting aún necesitaba cuatro goles para clasificarse.

Cuando Pérez Lasa pitó el descanso los locales fueron despedidos con silbidos por los aficionados que veían como una vez más iban a pagar muy cara su desidia inicial, ya que prácticamente nadie creía en la posibilidad de que el Sporting fuese capaz de marcar cuatro goles en la segunda parte.

Por si Sastre no había recibido ya un duro castigo en la primera parte Preciado decidió cambiarlo cuando apenas habían transcurrido 7 minutos de la segunda y el capitán fue despedido con una sonora bronca tras un cambio que propició la vuelta de Lora a su lateral habitual y la entrada de José Ángel por banda izquierda.

Cuéllar a punto estuvo de regalar el tercer gol cuando en el minuto 57 salió de su portería a despejar un balón que dejó franco a pies de De Guzmán quien dispara con toda la portería para él pero su balón salió fuera en medio de una nueva oleada de protestas desde la grada.

El Mallorca se dedicaba a dejar pasar los minutos, aunque de vez en cuando trataba de sorprender con algún ataque esporádico, pero el juego decayó mucho hasta que lo animó el juvenil Juan Muñiz, que entró en sustitución de Ayoze y a los pocos minutos logró el empate en un disparo desde el borde del área.

Con el Sporting buscando al menos ganar el partido, la defensa se complicó la vida con varias acciones absurdas en las que Gregory y Cuéllar se llevaron la palma y que devolvieron los silbidos a las gradas puesto que propiciaron que Nsue gozase de un par de claras ocasiones para volver a marcar.

Con el Mallorca perdiendo tiempo a la menor oportunidad Eguren de cabeza estrella el balón en el larguero y minutos después Jorge en un córner vuelve a repetir la acción en las que fueron las dos últimas ocasiones de los locales para por lo menos haber ganado el partido.

– Ficha técnica:

2; Real Sporting: Cuéllar, Sastre (José Ángel, m.52), Gregory, Jorge, Lora, Eguren, Portilla, De las Cuevas, Bilic, Ayoze (Juan Muñiz, m.52) y Sangoy (Luis Morán, m.64)

2; Mallorca: Lux, Cendros, Rubén, Martí Crespi, Kevin, Pereira (De Guzmán m.45), Martí (Pina m.76), Joao Víctor, Tejera (Ayoze m. 64), Nsue y Webó.

Goles: 0-1: Nsue, m.10. 0-2: Nsue, m.15. 1-2: Bilic, de penalti, m. 26. 2-2: Juan Muñiz, m. 63.

Árbitro: Pérez Lasa. Mostró tarjetas amarillas a Jorge (m. 17), Kevin (m. 26), Tejera (m. 34) Rubén (m. 70).

Incidencias: Partido de vuelta de los dieciseisavos de final de la Copa del Rey disputado en el estadio de El Molinón ante unos 15.000 espectadores. EFE

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.