No habrá diálogo social con los sindicatos “hasta que el Gobierno cambie su política”

CCOO y UGT han asegurado hoy que el conflicto social que llevó a la huelga general “sigue abierto” y que no se reanudará el diálogo social en tanto el Gobierno no modifique su política económica y la patronal deje de “obstaculizar” la negociación colectiva.

En rueda de prensa posterior a una reunión con la secretaria de Estado de Empleo, Mari Luz Rodríguez, el secretario de Acción Sindical de CCOO, Ramón Górriz, dijo que han emplazado al Ejecutivo a que retire los aspectos más lesivos de la reforma laboral, descongele las pensiones y abandone la pretensión de alargar la vida laboral.

Górriz quiso dejar claro que la reunión de hoy no supone la reanudación del diálogo social, ya que encima de la mesa no están las reivindicaciones que llevaron a los sindicatos a convocar la huelga general del 29 de septiembre.

El secretario de Acción Sindical de UGT, Toni Ferrer, aseguró que los sindicatos atenderán todas las llamadas “a negociar y dialogar”, si bien recalcó que el diálogo social va más allá de “hacer reuniones”.

No obstante, ni Ferrer ni Górriz precisaron si entrarán a negociar la reforma de las políticas activas de empleo, aunque el segundo insistió en que si no se toman medidas para generar empleo, las políticas activas servirán de poco.

En este sentido, lamentó que los presupuestos de 2011 sean “cicateros” con los 4,5 millones de parados y, sin embargo, tengan margen para pactar compensaciones a las empresas concesionarias.

Górriz insistió en que si no hay cambios en las políticas económicas y sociales del Gobierno “mal se puede enhebrar cualquier proceso el diálogo social que pueda conducir al éxito”.

Para Ferrer, el diálogo social requiere compartir un diagnóstico de la situación y contar con objetivos compartidos, algo que “no existe hoy”.

Insistió en que fue el Gobierno quien vulneró el dialogo social y dijo que éste “no puede ser el instrumento para legitimar políticas antisociales”.

Ambos sindicalistas explicaron que la reunión de hoy estaba convocada para “reflexionar” sobre la reforma de las políticas activas de empleo y el desarrollo reglamentario de la Ley de Extranjería, aunque ellos han aprovechado para entregar sus alternativas a las políticas económicas del Gobierno.

Según dijeron, frente a la reforma de las políticas activas, los sindicatos dijeron apostar por el mantenimiento de las prestaciones de desempleo y las rentas activas de inserción, si bien esperarán a que “la reflexión” de hoy se concrete en el papel.

Respecto a la marcha de la negociación colectiva, Górriz hizo hincapié en que la pasividad de las organizaciones laborales ha llevado a que sólo se estén negociando el 47% de los convenios pendientes de renovación.

Sobre la propia reforma de la negociación colectiva, Ferrer dijo que si el Gobierno sigue diciendo que tomará un decisión en marzo si no hay acuerdo entre los agentes sociales, se dificultará todavía más la recuperación del diálogo.

Por otra parte, anunciaron que la iniciativa legislativa popular que están promoviendo las organizaciones sindicales para que se retire la reforma laboral podría presentarse en el Congreso a final de este mes. EFE

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.